LLUVIA DE MILLONES CON EL GORDO. Los felices años locos. 1924

El sorteo del gordo de Navidad de 1924 llega a Alicante cargado de millones con dos suculentos premios que los vecinos de la calle Sagasta (actual San Francisco) celebraron especialmente. Tambien se inaugura el coliseo Monumental, se retoma la utopía del tren Alicante-Alcoy y el Ayuntamiento vivie una crisis a cuenta de la modernización del traslado del pescado desde la lonja al mercado. Nos lo cuenta Benjamín Llorens. 

 

Finalizaba noviembre, era sábado 29 y el Orfeón Alicante despertaba de un prolongado letargo nombrando junta de gobierno con el nombre de "comisión reorganizadora", para volver a caminar. Ostentaban la presidencia de honor el doctor Antonio Rico y el músico Oscar Esplá. El presidente ejecutivo era León Dupuy, comerciante nacido en Francia pero ya alicantino, actuando como secretario José Ferrándiz Torremocha, quien años más tarde le puso letra al himno de les Fogueres de San Chuan.

Por su parte, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Alicante hacía público que "durante todo el mes de diciembre serán devueltos gratuitamente a sus empeñantes todos los lotes de 1, 2 y 3 pesetas que, conteniendo prendas de ropa, existan empeñados hasta el 30 de noviembre último". Un detallito de su consejo de administración para conmemorar el aniversario de la inauguración de su sede.

Diciembre empezó movidito, con una crisis municipal que se llevó por delante al ayuntamiento en pleno. El alcalde, Miguel Salvador, y todos los concejales dimitieron en bloque un domingo por la mañana en desacuerdo con la solución que se dió al tema del transporte del pescado por la ciudad. La autoridad competente, es decir el gobernador civil y militar, nombró nuevos concejales y primer regidor en la persona del general Julio Suarez Llanos (1*).

El viernes 19 se inauguraba un nuevo coliseo en la terreta, el Monumental Salón Moderno (cine de moda). Así rezaban las letras de su fachada principal. Pero no se eligió el cine para su bautizo, sino un concierto de la Orquesta Bética de Cámara, dirigida por el joven y brillante Ernesto Halffter (tenía 19 años). Las primeras películas se proyectaron el domingo 21, eran "La dama de Monsereau" y "El Gato Montés", film alemán de Ernst Lubitsch antes de dar el salto a Hollywood (2*).

El mismo día que se inauguraba el Monumental, la afamada actriz Margarita Xirgú hacía su debut de temporada en el Principal, con el estreno de la obra Cristalina, cuyo primer avance había leído precisamente en Alicante en enero de 1923. Los hermanos Serafín y Joaquín Alvarez Quintero, autores de la obra, se desplazaron a la terreta para enseñarle el libreto a la Xirgú, pues para ella habían escrito la comedia. En los días posteriores también puso la actriz en escena Cancionera, "una exaltación de la poesía popular andaluza" en palabras de sus autores los hermanos Quintero.

Diario de Alicante

En aquel diciembre del 24, el optimismo irredento de algunos alicantinos se reflejaba en las páginas de la prensa local. Nos referimos al ansiado ferrocarril Alcoy-Alicante, que la provincia llevaba 50 años solicitando: "Se puede considerar como un hecho la pronta construcción del ferrocarril directo de Alcoy-Alicante y al efecto han comenzado las operaciones y labores de replanteo y medición... Los ingenieros que recientemente visitaron los terrenos quedaron gratamente impresionados de la poca dificultad que entrañarán los trabajos de construcción... La grata nueva nos llena de satisfacción. Era hora ya de que esa gran obra hiciera realidad la unión de Alcoy y Alicante..." (Diario de Alicante)

Lo dicho, un optimismo irredento que murió con el tiempo, pues el ansiado ferrocarril nunca llegó.

Y como la esperanza es lo último que se pierde, todo el mundo tenía la vista puesta en el lunes 22, el día del Gordo de Navidad ya por entonces muy popular. No es que ese año de 1924 tocara en Alicante (lo hizo en Madrid), pero sí le cayó a la terreta una buena lluvia de millones: el 2º premio, un 5º (repartido con Aspe) y un 6º. Más de 12 millones de pesetas, un fortunón de la época.

Edición vespertina del Diario de Alicante el día del sorteo del Gordo.

 

El 14.939 fue el responsable de que Alicante fuera una de las ciudades más favorecidas por la suerte. Se vendió en la administración de la calle Sagasta (actual san Francisco o de las setas). El popular revendedor y limpiabotas José Candela "el Gobernaor" repartió la fortuna por calles y establecimientos de la terreta, sobretodo en participaciones de 1 peseta.

Cerca de la administración también pillaron tajada el peluquero de la calle Sagasta, Aurelio Torregrosa, o los parroquianos del bar Pachaire, en la cercana calle de la Infanta y entre quienes se contaban varias meretrices que ejercían en la zona.

Alicante vivió una semana navideña intensa y especialmente alegre para los afortunados.

El Luchador

Se nos iba ya 1924, un año que dejó 1.560 defunciones en la terreta, de las cuales la friolera de 556 fueron niños menores de 5 años. La tuberculosis se llevó a 161 personas y la gripe a 209, registrándose en enero el mayor número de fallecimientos, 248. En cambio vinieron al mundo 1.850 alicantinos, casi 300 por encima de la tasa de mortalidad.

El de 1924 fue el año en que los automóviles comenzaron a dejar pequeñas las calles de la ciudad; el Club Natación Alicante se proclamó campeón de Levante en el moderno deporte del foot-ball; el cuartel de Benalúa fue escenario de la primera recepción con público de una emisión radiofónica; abrieron sus puertas el Central Cinema, en la Rambla, y el Monumental en Alfonso el Sabio; y el tranvía eléctrico se enseñoreó de nuestras calles.

(1*) ver en Hojadellunes.com el Contrastes "El Ayuntamiento se va a pique por el pescado"

(2*) ver el Contrastes "La inauguración del Monumental" en Hojadellunes.com

Fuentes e Imágenes:

*Biblioteca virtual de la prensa histórica

*El Luchador

*Diario de Alicante

*Archivo Municipal de Alicante (AMA)

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn