CARNAVALES, CENSURAS Y REFORMAS. Los felices años locos. 1924.

 Llega la primavera de 1924 y en Alicante continúan las reformas, como la del Hospital Civil, que es dotado con nuevas camas y material sanitario. Mientras, la prensa pide el fin de la censura tras seis meses de gobierno de Primo de Rivera, y entra en vigor la nueva ley de administración local, que democratiza la gobernabilidad de los municipios, reconociendo a la mujer "emancipada" el derecho a voto.


En el año de 1924 el Carnaval celebra sus festejos a primeros de marzo. En Alicante no existían unas fiestas carnavaleras con carácter oficial, pero la ciudad se llenaba de bailes de disfraces y máscaras auspiciados por las entidades sociales y deportivas. Así el Círculo de Bellas Artes celebraba sus bailes de carnaval en el Teatro Principal, el de Escritores y Artistas en su sede de la calle San Fernando, la Asociación Pugilista en la calle Gerona, el Casino de Alicante en sus instalaciones de la Explanada y los distintos Centros Republicanos en varias sedes repartidas por la ciudad. Todos se anunciaban como grandes bailes amenizados por banda de música y orquestas.


Mientras la terreta bailaba al son del Carnaval, en los calabozos del castillo de Santa Bárbara permanecía detenido un almacenista de patatas al que habían ocupado 150 sacos del preciado tubérculo, que pretendía exportar a Ceuta. Había escasez de patatas y las autoridades dictaron severas normas para evitar la especulación. José Rubio, que así se llamaba el almacenista, saltó las normas con idea de obtener pingües beneficios y dió con sus huesos en los calabozos del castillo. Las patatas fueron decomisadas y vendidas en el zaguán del ayuntamiento a 25 céntimos kilo.

 


Interior del castillo de Santa Bárbara en los años 20. Foto de Antonio Passaporte, colección Loty. Ministerio de Cultura.

En esos días de marzo del 24 y tras ganar con su equipo de "football" el campeonato de Levante, el alma mater del Club Natación Alicante, Casimiro de la Viña, dejaba la terreta y marchaba a Alemania para ampliar estudios científicos, justo cuando se cumplía el "mig any" del pronunciamiento militar de Primo de Rivera, sus primeros 6 meses de gobernanza. Aprovechando el mini-aniversario, los periódicos alicantinos publicaron editoriales reivindicando la libertad informativa y la desaparación de la censura.


"La prensa liberal, al unísono, pide la desaparición de la previa censura".


El general Primo de Rivera comentaba: "Las cuestiones doctrinales se dejan pasar. Sólo se quitan los rumores tendenciosos encaminados a producir perturbaciones". Se refería a informaciones de la guerra en Marruecos y cuestiones de "agitación social".
Y la prensa contratacaba: "Solicitamos libertad amplia para cumplir con nuestro deber. En estos momentos en que el Parlamento está cerrado, se necesita más que nunca. Es el único fiscal que puede actuar... Por otra parte, honestamente la prensa no puede elogiar si no se le permite también censurar" (El Luchador).

El Luchador.


En los primeros días de marzo las autoridades militares decidieron embarcar tropas de refresco con destino al conflicto marroquí. El puerto de Alicante estaba concurridísimo de uniformes y curiosos. Los vapores Marqués de Campo y Tintoré efectuarían el traslado de las tropas desde los muelles alicantinos hasta las costas africanas. Un batallón del Regimiento Vizcaya (instalado en Alcoy) y las Compañías de Ingenieros e Intendencia instaladas en el campamento de Rabasa, formaban la expedición. A los ingenieros y zapadores expertos en minas, se les unía una sección de Telégrafos, otra de Sanidad con su correspondiente ambulancia y una de Panadería, así como numeroso ganado con sus cuidadores.

Todocolección.net


Mientras tanto la nueva Diputación Provincial, que había arrancado en enero, se aplicaba en la mejora del Hospital Civil, sito en la plaza de Santa Teresa (actual casa cuartel de la guardia civil).
"Se ha transformado por completo el vetusto y antihigiénico edificio. En todas las salas se ha puesto el piso del que algunas carecían y se han enlucido paredes y techos" (El Luchador).
Se instalaron camas nuevas de hierro con modernos colchones para sustituir los vetustos jergones de paja. Por primera vez se adquirieron toallas, que no se conocían en el benéfico centro, teniendo que secarse los enfermos con sábanas, cuyo número siempre era inferior al de camas. Se compraron cien mantas nuevas.
La sala de cirugía se renovó de arriba abajo, con material nuevo y moderno, instalando junto a ella un gabinete de curaciones hasta entonces inexistente.
Todas las obras de mejora ascendieron a 14 mil pesetas.
"Sin que a la Diputación le cueste un céntimo - relataba El Luchador- pues con el producto del ahorro obtenido en las compras de artículos que antes servían los abastecedores y ahora se adquieren directamente, ha habido dinero sobrado para tan importantes mejoras. Ello demuestra bien a las claras -apostillaba el diario republicano- cuan justificados eran nuestros clamores contra un régimen caciquil que tales desafueros realizaba"

Vista del antiguo Hospital Civil de Alicante (hoy casa-cuartel) con su característica forma de U. Alicante Vivo.


Coincidiendo con sus 6 primeros meses de gobierno el Directorio publica en la Gaceta la nueva ley de Administración Local o Estatuto Municipal, que afecta a los ayuntamientos españoles. Estaba inspirada por el diputado maurista José Calvo Sotelo, a la sazón director general de administraciones.
La nueva ley elimina los alcaldes de Real orden, nombrados directamente por el rey a propuesta del gobierno de la nación y prohíbe la destitución de concejales y alcaldes por el Poder Ejecutivo.
De los 9261 municipios españoles en 1924 (actualmente hay 8124) unos 5400 se gobernarían por el régimen de Concejo abierto, un sistema asambleario en el que la reunión (asamblea) de vecinos hace las veces de pleno municipal, siempre que asista al menos la tercera parte de los habitantes con derecho reconocido o esté representada formalmente con delegación de su voto.
Establecía el Estatuto la formación de un nuevo censo electoral, rebajando la edad necesaria para votar a los 23 años y concediendo -por primera vez- derecho de sufragio a las mujeres emancipadas y cabezas de familia, que en aquella España del 24 eran alrededor de un millón doscientas mil.
Se introduce el recurso por abuso de poder, reforzando las haciendas municipales y estableciendo incompatibilidad entre el cargo de concejal y la pertenencia a gremios relacionados con abastos públicos.
En palabras de El Luchador "esta Ley es la recopilación de la obra de Canalejas, Maura y González Besada, con un barniz democrático moderno tomado de los Estados Unidos. Ahora bien, para que esta reforma resulte beneficiosa precisa que las elecciones sean sinceras y limpias. Que el Gobierno, procediendo austeramente, no se incline por determinado partido o secta, que vele por la pureza y dignificación del sufragio".



Fachada Ayuntamiento, años 20. Ministerio de Cultura.


Comenzaba abril en la terreta con la nueva ordenanza municipal para perros. Todos los propietarios tenían obligación de matricular a sus canes en el ayuntamiento a través de declaración jurada en impreso que facilitaba la corporación. A cambio se le entregaba al dueño una chapa municipal que debía colocarse en el collar y donde constaba el nombre y domicilio del propietario. Debía renovarse anualmente. Era obligatorio el uso de cadena o cordón para pasear a los perros. Los de presa y mastines tenían obligación de llevar siempre bozal.
Si se incumplían estas normas los canes eran llevados al depósito municipal, de donde podrían ser retirados por los dueños en el plazo de tres días, abonando los gastos de manutención y la correspondiente multa. Los perros sin dueño iban al depósito -popularmente "la perrera"- y si nadie los reclamaba eran sacrificados.
Llegaba la primavera a un Alicante enfrascado en reformas que pretendían modernizar España, la eterna tarea pendiente.


Alicante, primavera del 24.


Imágenes y Fuentes:


*Biblioteca Virtual de la Prensa Histórica

*Diario El Luchador


*Biblioteca Nacional de España

*Colección Loty


*Ministerio de Cultura


*Alicantevivo
*todocolección.net

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn