Alicante 1484 - Agres 2017

En esta ocasión, Benjamín Llorens viaja a Agres para contarnos uno de los episodios históricos de Alicante: el incendio de la iglesia de Santa María de 1484 y el milagroso hallazgo de la Virgen en las afueras de la población, donde se construyó su santuario con milagro de por medio.

Corría el último día de agosto del año del señor de 1484. Una luz encendida en un lugar inadecuado de la alicantina iglesia de Santa María, desató un pavoroso incendio. Hasta aquí los hechos. A partir de aquí -como en tantas ocasiones- fe, tradición y leyenda se mezclan para dar origen al relato de un milagro, el de la Virgen de Agres.

La iglesia de Santa María albergaba una talla de la virgen sosteniendo al Niño en brazos que desapareció en el incendio. Cuenta la leyenda (y también el cronista de Alicante Vicente Bendicho) que unos ángeles la llevaron fuera del lugar, a un sitio seguro, donde al día siguiente fue encontrada (un tanto chamuscada) por un pastor manco en la copa de un árbol. El lugar no era otro que el antiguo castillo de Agres, en la alicantina comarca de El Comtat.

 

 

 

El pastor vió milagrosamente restituido su brazo y anunció la buena nueva al pueblo de Agres donde, naturalmente, todos le creyeron pues Gaspar Tomás -que así se llamaba- era manco desde niño.

Todo el pueblo subió al lugar de la aparición para bajar y venerar la imagen en su iglesia, pero al día siguiente la virgen apareció de nuevo en el mismo sitio donde la encontró el pastor, así que todos interpretaron que era allí donde quería ser venerada y -poniéndose manos a la obra- le construyeron una ermita, origen del actual Santuario de Nuestra Señora de Agres.

 

El milagroso suceso se extendió por los pueblos limítrofes que comenzaron a peregrinar a la pequeña ermita. Hoy día siguen llegando romeros de estas poblaciones todos los domingos de septiembre.

 

Mosaico a la entrada del Santuario.

 

Casi un siglo después (1578) los franciscanos se hicieron cargo del lugar y con el tiempo se construyó una mayor iglesia y se adosaron un convento para albergue de los monjes y una casa de hospedaje para los peregrinos.

 

Mosaico fotográfico del santuario en la pared del restaurante El Convent. Agres.

 

Para los alicantinos, una de las curiosidades que alberga el Convent (así se conoce popularmente en la zona al santuario) es un zócalo de cerámica que se instaló en el último cuarto del siglo XVIII, hacia mil setecientos ochenta y tantos, donde se representa el incendio de la ciudad de Alicante aquel 31 de agosto de 1484, que dió origen al milagro de la Virgen.

 

Estas imágenes del mosaico original nos muestran el Alicante de finales del siglo XV, cuando aún era Villa pues el título de ciudad se le concedió 6 años más tarde (1490) por Fernando el Católico. Observamos la iglesia de Santa María en llamas, junto a ella la Asegurada (hoy museo Maca), más a la izquierda el antiguo ayuntamiento junto a la azulada cúpula de San Nicolás y su torre campanario. Presidiéndolo todo, en la cima del Benacantil, el castillo. Se aprecia como el mar llegaba prácticamente hasta la misma Puerta Negra de San Nicolás que entonces y durante años fue la entrada principal al templo y hoy es el lugar por donde sale la romería de Santa Faz, la Peregrina. Lugares como la actual calle Mayor o el ayuntamiento quedaban fuera de las murallas, en pleno mar Mediterráneo.

Este azulejo con el Alicante de 1484 está junto al altar en el que se venera la imagen de la Virgen.

La original fue destruida en 1936, la actual es obra del artista alicantino Remigio Soler y data de 1939.

 

La excursión a Agres desde Alicante es un paseo por la autovía hacia Alcoy en el que rápidamente vamos pasando de la aridez costera al verde interior.

Vista de Agres desde la subida al Santuario.

 

El pueblo se situa en la falda norte de la sierra de Mariola. Bonito y cuidado, con fuentes urbanas de agua rica y fresquita, su visita es un ejercicio de escalada pues está prácticamente empotrado en la montaña. Aunque al Convent se puede llegar en coche, nada mejor para quien quiera hacer piernas...¿os animais?

 

La Font d'Enmig, como su nombre indica, en pleno centro de Agres.

 

Imágenes y Fuentes:

Archivo Municipal de Alicante.

Crónica de la Muy Noble y Leal Ciudad de Alicante. Vicente

Bendicho.

Comunidad Valenciana: arte y memoria. Mª Nieves Bueno Ortega.

Redacción Hojadellunes.com

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn