Mamá, quiero ser ''influencer''

SONIA MARCO

Uno de los fenómenos más poderosos de la revolución digital es el mundo de los influencers. Desde el punto de vista sociológico, viene a ser la máxima expresión de la democratización de la fama. Los aspirantes a cantantes, modelos, actores o presentadores tienen una ventana para expresarse, exponerse y sentirse reconocidos por una legión de seguidores con los que pueden relacionarse en tiempo real. Sus opiniones, aspecto y decisiones son seguidas y adoptadas y, en última instancia y algunos casos, su vida observada vídeo a vídeo, convertida en un reality show más.

Chica posa mientras se hace un selfie.El mundo del márketing ha incluido sus perfiles en las estrategias de venta de las empresas con el fin de llegar a todos los target de población, incluidos niños y adolescentes, ya nativos digitales. Según el Estudio Anual de Redes Sociales de IAB España-organización internacional sin ánimo de lucro que tiene como fin ordenar el mercado de la publicidad en medios interactivos-, Facebook y Twitter son las redes sociales más utilizadas por los usuarios de entre 40 y 55 años, mientras que Instagram triunfa entre los más jóvenes, de entre 16 y 30 años.

El Gran Hermano global

De entre todas las redes sociales, You Tube se presenta como la plataforma idónea donde contar a cámara actividades diarias, juegos, secretos de belleza, experiencias de viajes o formas de diversión. Admite cualquier temática, si bien establece algunos límites, como la exclusión de contenido violento u homófono, y no hay límites de edad.

Fotograma de un vídeo del canal de you tube "The Crazy Haaks".Pueden utilizarla, y lo hacen, niños, algunos desde que empiezan a saber comunicarse a una cámara dirigidos por la voz en off de sus progenitores, al más puro estilo de video casero, como es el caso de los “Crazy Haaks”.  Desde hace dos años, 357 vídeos ofrecen la evolución de sus protagonistas, tres hermanos corrientes de edades de entre 8 y 13 años que cuentan con 1,210.777 suscriptores. A lo largo de este tiempo Daniela, Hugo y Mateo han reído, han llorado, se han enfadado, han viajado, han disfrutado con fiestas de pijamas, han probado multitud de juguetes…como cualquier niño de su edad que rápidamente se identifica con ellos. Haciendo la cuenta, a lo largo del tiempo de vida del canal, han publicado una media de 14 vídeos por mes, uno cada dos días.

La verdadera fuente de ingresos de los you tubers está en los contratos publicitariosAlgunos youtubers han descubierto en esta plataforma un modo de ganarse la vida, pues ésta paga a los usuarios que suben contenido en función de su audiencia, situado en una cantidad que ronda entre 0,20 céntimos y 3€ por cada 1.000 reproducciones, siempre que se haya superado la barrera de las 10.000 visitas. Pero no es tarea fácil, pues para poder decir que ser youtuber es económicamente rentable se ha de llegar a tener una audiencia de seis cifras, objetivo que requiere constancia, imaginación y grandes dosis de diferenciación.

Haciendo un cálculo a groso modo, un youtuber que consiga 500.000 reproducciones en un video, habrá ingresado 1.500€. En el caso de “El Rubius”, actual líder del ránking español en la materia cuyo éxito radica en su forma de comentar sus jugadas en los videojuegos, su último vídeo subido el pasado 1 de noviembre con motivo de la celebración de Halloween registró 3.375.749 visitas en un día, una cifra nada desdeñable. Hagan la cuenta.

Pero la verdadera fuente de ingresos está en los contratos publicitarios que se obtengan con las marcas, donde el caché varía en función de cada youtuber y el perfil de su audiencia, así como de la forma en que el producto se presente (si solo aparece o es comentado) y el día en que se suba el vídeo, con más repercusión o menos, destacando la época navideña como la más cara del año.

Cuenta de Instagram de Laura Escanes

El ámbito geográfico también juega en el mercado, ya que el latino, en contra de lo que se pueda pensar por los 567 millones de hispanohablantes del mundo, no es de los que figuran en el top de las prioridades del canal: el anglosajón, con EEUU a la cabeza, le gana la partida.  De este modo, en lo que a Europa respecta, según la consultora inglesa Tubular Labs, España es el segundo país europeo que más contenido exporta en You Yube, un 72%, por detrás de Gran Bretaña, que lo hace en un 78%.

Pasen y vean

En Instagram encontramos la plataforma perfecta para elpostureo más efectivo a golpe de localizaciones exóticas, mohines y estilismos acertados, junto con la posibilidad de editar fotografías y selfies a la carta gracias a los 24 filtros que ofrece la red social. El poder de la imagen fija se hace patente en esta plataforma donde los influencers exhiben determinados productos que sus hordas de seguidores buscan y consumen. 

Es el caso de la actriz Paula Echevarría, imagen de las gafas alicantinas Hawkers, cuyos modelos se promocionan a través de su cuenta de Instagram y ven dos millones de personas en tiempo real, o la barcelonesa Dulceida –influencer de profesión- que muestra los últimos modelos de Desigual a su 1,9 millones de seguidores de dicha red social.

La vida privada del influencer cuenta mucho a la hora de revalorizarse en este mundoSara Carbonero promocionando la marca "Garvalín"En estecaso, como en todo este mundo, el caché depende de cada perfil. Por poner algunos ejemplos, Sara Carbonero, la pionera de las it girls españolas, cobra por cada sesión de fotografía 150.000€, y contar con su presencia en un acto social con la consiguiente publicación de una foto en el photocall, le cuesta a la organización entre 25.000 y 30.000€. En otro orden, nada desdeñable, encontramos al diseñador y estilista Pelayo Díaz, autor del mediático blog katelovesme, que cobra 7.000€ por acudir a un evento.

Pero no todo es puro postureo. La vida privada de los influencer cuenta, y mucho, a la hora de revalorizarse en este mundo. Exponer sus gustos, inquietudes y abrir sus corazones al mundo virtual es un plus imprescindible para posicionarse y generar el imprescindible vínculo emocional con el follower (seguidor).

De este modo, en Instagram encontró el televisivo Risto Méjide a su actual esposa, una hasta entonces casi desconocida Laura Escanes que duplicó su caché tras la exposición de su amor y boda con el mediático publicitario. Según “Vanitatis”, si antes cobraba 25.000€ por diez publicaciones, ahora lo hace por tres; sus 838.000 seguidores de Instagram la avalan. Idéntico fenómeno ha registrado Paula Echevarría que, tras su divorcio con el cantante David Bustamante, ha incrementado su caché en 20.000€ por acudir a eventos sociales y cobra 100.000€ por promoción de marca.

Cuenta de Instagram de Laura Escanes

Sin diferencias

La rápida difusión que han tenido estas nuevas formas de hacer proselitismo de una marca o producto ha cogido desprevenida a la industria y a la propia legislación, que no contempla estas prácticas en las redes sociales. La Secretaría de Estado de las Telecomunicaciones, organismo competente en la materia, reconoce que nunca ha intervenido en este campo, ni tampoco recibido una queja que detone el proceso.

Por tanto, no se pueden imponer reglas publicitarias a estas prácticas y sus contenidos, definiendo qué es publicidad encubierta y qué no lo es, y hasta el momento seguirán proliferando estos modernos “hombres y mujeres anuncio” con un caché desigual, en función de la demanda reflejada en las cifras de seguidores que son capaces de generar con sus ocurrencias, modo de vida, estilo y personalidad.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn