¡Dios, cuánta añoranza!

Paco García-Hortal

 

 

por PACO GARCÍA-HORTAL. Ex-bidirector del Aeropuerto de Alicante

 Santiago de Compostela, 25 de julio de 1982. Durante un almuerzo en el Hostal de los Reyes Católicos presidido por el Rey Juan Carlos I, y siendo director del aeropuerto de Santiago de Compostela, recibo la orden de hacerme cargo del aeropuerto de Alicante antes del día veintinueve. Tengo que recibir, en Alicante, al ministro Luis Gamir…*

El subsecretario del ministerio, Carlos Merino, exgobernador de Alicante: “No quiero la más mínima inconveniencia ni con el director actual ni con las autoridades…”.

 

El subsecretario de Aviación Civil: “Paco, arréglatelas como puedas pero el día veintinueve recibes al Ministro al pie de la escalerilla y te heces cargo del aeropuerto”.

 

Toma de posesión

Día veintinueve: 

 —Ministro, soy el director de Santiago. (Me había adelantado con el Gobernador al pie de la escalerilla y a este le sentó a cuerno quemado…No recuerdo haber vuelto a hablar con él).

 

Día siguiente. No hacía ni media hora que se había marchado (tras dos horas de conversación sobre los temas del aeropuerto y el acuerdo de seguir hablando) el director hasta ese momento, cuando entra la secretaria y me dice que el alcalde de Elche está allí para verme.

 

 

Terminal Chárter del Aeropuerto de Alicante en los años 70. Foto: wikipedia Dr. RdL

La primera pregunta que me hace, tras saludarnos y sentarnos en el despacho es que si soy político. Al contestarle que hasta la médula, mira a Paco, el secretario que le acompañaba. Levanta las cejas…algo incómodo… y me dispara: 

 

—¿Por qué queréis borrar del mapa a Torrellano…?

 

Del despacho a la barra del bar donde antes de probar el vino (¡por si acaso!) me volvió a preguntar: 

 

—¿Pero de qué partido?

 

—Aeroportuario. 

 

—¡Coño, acabáramos…!

 

Chocamos los vasos. Volvió a mirar al secretario… 

 

Campaña electoral. Llegan en el mismo avión Felipe González y el Ministro. Recado a Iberia para que acuda con una jardinera “sin asientos”. Todos, hasta el apuntador, volvimos al terminal cogidos a la última barra…Algún cruce de palabras entre los dos. Los demás…no despegamos los labios... 

 

 Terminal 2 del Aeropuerto, en funcionamiento para el tráfico de pasajeros durante los años 80 y 90. Foto: wikipedia Dr. RdL Lluvias del 19-20 de octubre 1982

El aeropuerto incomunicado casi tres días. El día 20, después de dejar mi coche en medio de una “laguna”, logré llegar, al aeropuerto, en la caja de un camión de obras del ayuntamiento de Elche. Dos vuelos, con unos doscientos pasajeros, habían quedado inmovilizados. Me informaban en sanidad de los calmantes que quedaban y en la cocina de las docenas de huevos de reserva…

 

Toma tierra un Mystére. Lo que ocurrió… para otra ocasión.

 

Tenía que ir de mañana y tarde por el Servicio Contraincendios, ya que la mayoría de sus familiares vivían en los barrios más afectados y estaba a flor de piel la natural intranquilidad. Solo existía comunicación entre la torre de control y otras torres, los aparatos de radio estaban a todo volumen.

 

Día 30 de octubre. Acude al despacho el comité de UGT para informarme que tenían orden de procurar la mayor tranquilidad posible...

 

Noviembre: voy a Madrid y presento la dimisión al Director General… 

 

—Ni hablar, vamos a tomar un café, pero ahora hay que hacer caso a Madrid...** 

 

En un informe de IFTO el aeropuerto había quedado el penúltimo de los europeos seguido del de Atenas. Al año siguiente el aeropuerto quedó el segundo detrás de Luton. Las obras de reformas de la terminal progresan conciliadas con el aumento de pasajeros.

 

 

La unión hace la fuerza

Se organiza, con participación de los sindicatos -¡para los empleados!- una cena-baile, en el día de la Virgen de Loreto. Mil invitados. ¡Ni una sola silla! Se tenían que reconocer y hablar personalmente los que solo lo hacían a través radios o teléfonos. La verticalidad de la estructura orgánica y funcional se “aplastaba” aquella noche.

 

Primer intento de cierre nocturno del aeropuerto. Teníamos que estar todos unidos e impedirlo. El tráfico del aeropuerto comenzaba a aumentar de forma manifiesta. Día a día se manejaban más pasajeros. 

 

Trabajadores/as, Ayuntamientos de Alicante y Elche, Diputación, Gobierno Civil, Universidad, Cámara de Comercio, COEPA, medios de comunicación, tour operadores, etc., impidieron aquel intento de cierre. Propietarios-conductores de taxis pusieron su palada de arena. 

 

En una reunión en la que se trataba de “obedecer o defender el aeropuerto”, Ramón Pastor sentenció: "¡Catorce años antes de afiliarme a UGT-PSOE, estaba afiliado a Elche!".  La balanza se desequilibró a favor del aeropuerto.

 

Puertas abiertas

Cuando me hice cargo de la dirección de Alicante ya tenía la experiencia de otras tres direcciones. Intenté, y creo que lo conseguí, llevar el aeropuerto a la sociedad civil y a los políticos del momento. Había que informar, fuera lo que fuera, cada vez que los medios de comunicación preguntaran. Cada tres meses se organizaba un desayuno con las principales autoridades que asistían, con bastante agrado, al ser un espacio neutral. Diez minutos se dedicaban a informar sobre la marcha del aeropuerto. El resto, a temas particulares. 

 

Cada cuatro meses, igualmente, se organizaban comidas (tres euros de ahora), en las que se sumaban, a los participantes del desayuno, los delegados de los ministerios, representantes de los mismos en el aeropuerto y directivos de empresas estatales. 

 

El Delegado del Gobierno en la Comunidad, Francisco Granados, intentó mi traslado a Valencia, per el no hablar valenciano debió tener suficiente peso para impedirlo. ¡Cuánto interés tenía por conocer los entresijos de cierto acontecimiento! Igual le ocurría a la Delegada de la Comunidad Murciana por conocer ciertos trayectos…El culto y agradable tertuliano, Pedro Valdecantos, mantenía con ellos unas inmejorable relaciones.

 

¡Aviso de bomba! Se empieza a preparar en Alicante, la provincia variable de la Comunidad en las elecciones, el asalto a la silla del mejor Presidente, con diferencia, que ha pasado por el Palacio de la Generalidad Valenciana: Joan Lerma.

 

En cuanto a mis relaciones preAENA/ AENA, pues algo así como una sinexión. Una relación, “sin queriendo”, durante veinticinco años, bastante positiva. El centro y la periferia eran como dos polos de un mismo imán.

 

Las cartas que allí se recibían, sobre mí, tenían un denominador común: “a pesar de que tenemos constancia de que no es de la cuerda…hay que ayudarle…”. 

 

Actual terminal del Aeropuerto Alicante Elche. Foto: wikipedia

 

¡Gracias!

El ABC, escribiendo torcido con renglones derechos, conseguía lo contrario de lo que pretendía. Información y la Verdad, dos de cal y una de arena. Gracias a todos. Hubiera sido imposible, sin vuestra impagable ayuda, parar y defender ciertos  “hurtamientos” de parcelas básicas. Sin esa ayuda, no sé si el aeropuerto sería hoy la dorada puerta de entrada que es.

 

Nunca, nunca, nunca, el PP, en el poder, me hubiera permitido que les diera a los representantes del PSOE, el trato que les di a ellos.

 

Se puede decir, aunque me deje otras tantas cosas en el tintero, que la comunicación por carretera y ferrocarril no ha mejorado desde hace treinta años. 

 

Recordando la sentencia de Ramón Pastor, flota en el aire la sensación de que algunas personas representativas de la comunidad y la provincia, debieron de afiliarse a su correspondiente partido antes de nacer. 

 

Eterna gratitud a todos/as. Las limitaciones me impiden nombrar a cuantos del aeropuerto y fuera del aeropuerto nombraría. Ellos lo saben. 

 

Veintiuna Patrona. Tres poesías a la Virgen de Loreto. Con esta, la cuarta, concluyo los veinticinco años: 

 

Siempre habrá vino en la copa 

y en el pebetero incienso. 

Serafines extasiados 

y Arcángeles mensajeros 

velarán nuestros insomnios 

velando nuestros desvelos. 

Quiero pedir y pedir, 

quiero pedirle a Loreto, 

vientos nuevos que nos abran 

albas de esperanza y sueños… 

y quiero pedirle más: 

Quiero pedir nuevos vientos 

y caminos impacientes 

de amores viejos y nuevos, 

de rosas y primaveras, 

de ilusiones y recuerdos, 

y que bendiga en la vida 

hasta el vino que bebemos. 

 

*Tiempos de precampaña electoral. El distanciamiento de las familias políticas integrantes de la UCD, que había comenzado ya antes de la dimisión del Presidente Suárez, se había consumado.   

 

El Ministro de Transportes, Luis Gamir, prometió en rueda de prensa, del día 23, invertir tres mil millones de pesetas en el Aeropuerto.

 

Parece ser que el director hizo algún comentario no coincidente con la promesa del Ministro, que el día 24, aunque con rango inferior al titular, salió publicado en la prensa.

 

** El director, antes de ser nombrado Director General, con la llegada del PSOE al poder, estaba de director del aeropuerto de Asturias y algunas veces me pedía consejo: “…no hagas ni puto caso a Madrid, no tienen puta idea y nos quieren embutir a todos en trajes de talla única…”.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn