Las zetas socialistas

Toni Gil

 

 

por TONI GIL

Aunque suene a denominación de banda pandillera –nada mas lejos de mi ánimo- nos encontramos ahora en una confrontación aparentemente interna de partido, en la que tres zetas –Díaz, López y Sánchez, por puro orden alfabético- ofertan sus ideas a los militantes para que a uno de ellos le aúpen al sillón de secretario –o secretaria- general.

 

Todos ellos, los tres, andan de romería por la piel de toro y sus archipiélagos poniendo su acento –otra coincidencia, los tres apellidos lo llevan- en la forma en que abordarán su gestión al frente del viejo partido socialista, mientras el que fuera bautizado -¿bautizado?- con el nombre de su fundador parece que busca el titulo de campeón nacional de los charlatanes.

 

No me gustan los políticos gritones –y en el trío hay quien levanta demasiado la voz- pero tampoco los que parece que no son capaces de perturbarse ante nada –y también los hay-. En la caza de avales que ha comenzado, y en la que todo socialista con cargo se va a ver presionado por su superior en la escala –si es concejal, por su alcalde; si es alcalde, por el secretario comarcal…- la libertad se va a ver cercenada por una mal entendida lealtad.

 

A la espera de ver deshojada la margarita triangular –que no la rosa, muy olvidada y marchita- vamos a observar golpes bajos, bajonazos, puñaladas traperas y otras formas nada virtuosas de crítica política de cada uno respecto a los otros dos, sin que finalmente podamos conocer con detalle quienes de sus seguidores a nivel local y más cercano realmente lo son. Y mientras tanto, frente a los miles de militantes censados que podrán elegir el próximo primer espada del pesoe, los millones de votantes socialistas suspirarán en silencio por un auténtico líder que represente un viejo y renovado espíritu que aquellos Iglesias –el auténtico-, Besteiro, Largo Caballero, Llopis, Tierno… y hasta Chacón sustentaban.

 

Al fin y al cabo, parece una encuesta con un gran porcentaje de error.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn