A grandes bancos, menos sucursales

Toni Gil

 

por TONI GIL

 

El 24 de marzo un antiguo colega me comenta, medio indignado, que el Banco Sabadell va a cerrar la sucursal de su pueblo, Orcheta, y que se están organizando de alguna forma los clientes para protestar; me añade que también la de Relleu y Sella. Pocos días después leo en "Información" que Tárbena también pierde la oficina bancaria.

 

Este martes 4, otro colega me susurra que son unas cuarenta oficinas las que se cierran en la provincia, lo cual parece un número exagerado a primera vista, pero al día siguiente, miércoles, otro amigo me dice que también cierran en mayo la de Aguas de Busot. Nada se ha dicho si al menos quedará un cajero automático, pero no parece que vaya a ser así.

 

Los servicios financieros en estos pequeños pueblos sin ser tan básicos como los de sanidad o educación, por ejemplo, también son necesarios, especialmente para personas mayores que ni pueden desplazarse fácilmente a localidades mayores o no acceden a tecnologías más modernas. Es verdad que los bancos –sociedades anónimas, al fin y al cabo, que tienen la rentabilidad como primer objetivo- no tienen porqué ser tan sensibles ni sociales como lo eran las antiguas Cajas de Ahorro, pero no es menos cierto que las instituciones políticas deben estar atentas a cuidar de las necesidades de los ciudadanos.

 

Y es que me sorprende no haber tenido noticia de que los ayuntamientos “perjudicados” ni el “gobierno provincial” –ese que se anuncia pomposamente como “la dipu de los pueblos” haya dicho esta boca es mía y haya hecho alguna gestión para resolver la futura ausencia de estos servicios en localidades menores. Porque soluciones hay: desde bancos móviles –la CAM ya tenía dos vehículos para suplir las oficinas durante las reformas- a horarios flexibles (en estos pueblos con abrir una oficina media mañana a la semana probablemente sería suficiente). Y la Diputación tiene “argumentos” para gestionar con éste o con cualquier otro banco este tipo de servicios “mínimos”: los saldos, las nóminas, el pago a proveedores…son de indudable interés, y se pueden tramitar a través de quien los preste.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn