BALONES A LA OLLA / Bastaron dos minutos

REDACCIÓN

Ayer domingo, doce de mayo, el Hércules escribió otra efemérides dentro de su pequeña gran historia, y de pasó se coló en la historia del club azulgrana. El de ayer era el último partido que el Barcelona B disputaba en el Mini Estadi, después de más de treinta y cinco años. A partir de ahora lo hará en el nuevo Estadio Johan Cruyff. Cuando se cuente cual fue ese último partido, frente a quién, y como quedó el resultado, la hemeroteca dirá que fue frente al conjunto alicantino y que el Hércules venció a domicilio. Aunque a falta de una jornada, que ya será intrascendente pues el Baleares no pinchó en su casa frente al LLeida, se ha firmado la segunda posición, entre los veinte equipos que había en liza.

Barcelona B - 0 Hércules -2

Momento de partido disputado entre el Hércules CF y el Barcelona B. Foto: HÉRCULES CFEl partido lo vi en casa, a través de las cámaras de la televisión autonómica valenciana Á Punt. Hace unas semanas les tildé de no ser del Hércules, y ser parciales, en la narración de otro partido, también frente a un equipo de la comunidad. Ayer no fue el caso, pues jugábamos contra un equipo catalán, y al referirse al Hércules, el comentarista decía "les nostres". Hay que ver ¡qué cosas! Veía el partido en compañía de un amigo, cuando le sonó el móvil y para no molestarme, ni que a él le molestara el sonido del televisor, salió de la sala de estar, enfiló el pasillo y entró a la cocina. No tardó mucho en volver, apenas dos minutos. No tuvo una conversación de abrir y cerrar los ojos, pero tampoco gran cosa, lo dicho un par de minutos. Cuando se incorporó a mi compañía le dije: "Ya gana el Hércules, acaba de meter dos goles en dos minutos". Entonces me miró incrédulo, se rió y me dijo: "Anda, vete a tomar por..." Tuvo que mirar el receptor y comprobar el resultado, que ya estaba reflejado. Ver para creer. El Hércules había salido, solvente, decidido, queriendo llevar la iniciativa, pero poco más. En el minuto diecisiete, Carlos Martínez habilita un balón cruzado para Nieto, que sorprende de tiro cruzado, con ayuda del poste. Todavía con el desconcierto de los locales, en una jugada embarullada, remata el defensa herculano, Adrián Giménez, rebota en Miranda, el Miranda, del Barcelona, y algo así como gol en propia puerta. Dos goles en dos minutos, paradojas del fútbol.

A partir de ahí el Hércules cambió el ritmo, no tuvo ansiedad. Al borde del descanso pudo resolver Benja, pero le lanzó el balón al portero a las manos. Antes todavía del descanso la primera mala noticia, el relevo por lesión muscular de Alfaro, y en la segunda parte sucedería lo mismo, pero con Chechu Flores. En el segundo acto, pudimos ver desde un par de acciones muy acertadas de Falcón, que sigue en estado de gracia, hasta todo un ramillete de ocasiones desperdiciadas entre Benja y Carlos Martínez que, de estar acertados, podrían haber provocado una victoria de escándalo. Clamorosa fue la del minuto veintiocho cuando Carlos se durmió en los laureles delante del portero, él solo.

El caso es que el logro supone la consecución de la segunda plaza, al margen de lo que suceda en el intrascendente partido frente al Baleares, pues los de las islas ya son campeones y se jugarán el ascenso, en un partido a ida y vuelta. El Hércules entra en el bombo y jugará la promoción de ascenso. Un largo camino, en el que recordemos, hay que derrotar hasta a tres rivales, en partidos a ida y vuelta. No se trata de liguilla. Enfrentamientos a doble partido, y el que no pasa ya queda eliminado. El Villarreal B, será tercero y la cuarta plaza que da derecho a jugar los Play Off sí la tienen que dirimir todavía Español B y Cornellá, ambos con posibilidades.

Este fin de semana, último partido para el Hércules y Baleares, segundo y primer clasificado, sin nada en juego. Es tan fuerte e intenso lo que viene después, que incluso el destino permite, descansos, rotaciones, o recuperación de lesionados por pequeñas molestias.

Ojalá haya fortuna, acierto y el bombo sea con el Hércules de lo más agradecido en los equipos que le puedan ir tocando.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn