BALONES A LA OLLA / Empate raquítico

REDACCIÓN

Empate raquítico. Juego raquítico, al menos en la primera mitad, y alguna que otra actitud o predisposición raquítica. Y fue una inmejorable ocasión para haber dado un golpe sobre la mesa. Un golpe de autoridad. Sobre el césped artificial del campo de Luchán, en la localidad aragonesa de Ejea de los Caballeros, el Hércules no fue capaz de doblegar a un rival de mitad de la tabla hacia abajo, que tiene muchas carencias técnicas y poca pegada. El Ejea es uno de los modestos y humildes de esta categoría, con un mayor mérito añadido, parece que logrará mantenerse. Mucho mejor en la segunda parte, pero el gol nunca llegó, pese a estar muy cerca. Aunque parezca algo obvio, se pudo ganar, pero el caso es que también se pudo perder, sobre el pitido final.

Ejea 0 - Hércules 0

Momento del encuentro entre el Hércules CF y el Ejea en tierras aragonesas. Foto: Hércules CFAl margen de la película del partido, esta nueva jornada tiene varios flecos o ribetes, si se quieren analizar. Primero la anécdota. De forma acertada o equivocada, corrió el rumor o noticia por la ciudad durante toda la semana de que el partido lo podríamos ver por la Televisión Autonómica Aragonesa, TeleAragón, o como quiera que se llame. Sobre las siete en punto me comenzó a sonar el teléfono, algún amigo, aficionado o seguidor semanal de hojadellunes.com decía que no conectaban y se dedicaban a otra cosa. Tuve que explicar que la señal en cuestión se cogía por Internet, el partido solamente podía verse vía ordenador y había que poner una dirección que era https://www.cartv.es/aragondeporte/directo


Al margen de este primer sobresalto, lo que no deparó ninguno más fue la primera parte del encuentro. El Hércules inoperante y a verlas venir, mientras que los únicos atisbos de peligro los creó el Ejea, pero solamente escarceos, sin llegar a mucho más.


Es cierto que la segunda parte fue otro cantar. Sin llegar a arrollar, el Hércules salió de la caseta con otro tono, con otra actitud, y a poco que pisó el acelerador se pudo hacer con la victoria. Bajo la dirección y brújula del organizador Diego Benito, comenzó a carburar el centro del campo y hubo dos ocasiones claras para haberse llevado el partido, haber recortado puntos y a tenor de los resultados posteriores, haberle hablado al Baleares de tú a tú. En el minuto quince de este segundo acto, inexplicablemente, Benja echa el balón fuera en un remate desde el área pequeña que salió lamiendo el poste. Nadie daba crédito. Le faltó acierto y perdonó. Pero eso no fue todo, porque en el treinta y cinco, a poco del final, a pase de Fran Miranda, Carlos Martínez remató al larguero. Y de esta forma, suma ya el palo, o la madera número quince en lo que va de campeonato. Igual que muchos penaltis fallados, o muchos penaltis no señalados o muchas lesiones; esta temporada es una evidencia que no hay resolución, pero también es curioso y referente para la estadística, que se hayan estrellado quince balones en la madera. Solamente con que la mitad hubieran entrado, estaríamos hablando de otra cosa. Pero es que al final todavía pudimos perder, en la última jugada, ya antes el ex-herculano David Mainz, nos había dado un susto con un cabezo, nada más entrar al campo. Y en el último suspiro, jugada a la contra de Hector Ortín, gran disparo y gran paradón de Falcón. Hubiese sido para salir desquiciados.


Y así, casi entre tinieblas, ya totalmente oscurecido, con una luz artificial, seguramente por debajo de la que hay cualquier noche en la Avenida Maisonnave, acabó el partido y se sumó un solo punto, que podían haber sido dos más.


Pero después de todo esto, el Hércules sigue teniendo suerte, o al menos podía ser peor. Es cierto que el Baleares le ganó al Cornellá y suma ya 62 puntos, pero también es verdad que frenó al conjunto catalán. A eso hay que sumarle que el Villarreal B perdió de forma inesperada en casa frente al Ebro, y un Sabadell en horas bajas derrotó al Lleida. Por si fuera poco, también perdió en su casa el Olot contra el Español B.
Así las cosas y de uno en uno, el Hércules sigue segundo con cincuenta y cinco puntos, seguido de Villlarreal B, igualado y el cuarto en zona de promoción es el Cornellá con 51.


Queramos o no, la falta de pegada, la falta de gol, el no materializar o resolver, le podemos llamar como queramos, esta temporada es una evidencia. Yo diría que es hasta milagroso, a día de hoy, ser segundo con 30 goles a favor. El primero lleva 44, el tercero 47, el cuarto 39. Y quinto y sexto 46 y 43, respectivamente. Habría que preguntarse donde estaríamos con una lógica o pauta normal de ocho o diez goles más a estas alturas.


Y el siguiente compromiso el Sabadell. Se confeccionó el equipo para mayores retos y cotas, pero al final se han desinflado. Eso sí, vendrán pletóricos tras haber derrotado al poderoso Lleida, y de paso habernos hecho un favor.


Ojalá no sea partido raquítico y endeble y por el contrario sea robusto y rebosante. En definitiva que haya GOLES.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn