Más empresas y menos jóvenes

SONIA MARCO

La provincia de Alicante crece pero de forma ralentizada, acercándose a la media del país pero en un contexto de desaceleración. Lo mejor: el tejido productivo, que muestra músculo en cuanto a creación de empresas gracias al espíritu emprendedor alicantino reflejado en un mayor índice de autónomos, y la construcción, que viven una nueva época de expansión por encima de la media nacional. Las exportaciones no rebajan la brecha a la baja con la media nacional y el turismo se resiente. Son conclusiones aportadas por INECA en su informe del segundo trimestre del año.

Vista aérea de Elche Parque Industrial. Foto: WikimediaRespecto al mercado laboral, los trabajadores de entre 20 y 24 años y los de 56-60 años son los más afectados por los datos del desempleo, reflejada en la EPA que señala que del 20% de contratación de esta franja poblacional, se ha pasado al 18%, acercándose a los datos de los años de la crisis -2012/13-, cuando nuevos licenciados se marcharon en busca de oportunidades laborales. Datos que ponen en alerta a los expertos de INECA, como señala su presidente, Rafael Ballester: “No nos podemos permitir el desánimo de la población más  formada ni la de mayor experiencia. Todos son necesarios para afrontar los nuevos desafíos que nos exige la situación actual, que pasa por la introducción fluida de las nuevas tecnologías en los procesos productivos de nuestra provincia”.

En el centro, Rafael Ballester, presidente de INECA. Foto: S. MARCO

Por contra, el espíritu emprendedor se refleja en la creación de 425 nuevas empresas, un 15,49% más que el año anterior, cifra que supone un 5,23% por encima de la media nacional. Este dato alentador se refuerza con la cifra a la baja de la destrucción de empresas durante el segundo trimestre del año, cifrado en 36 bajas, que sumado a los tres primeros meses del año arroja la cifra de 452, un 22% menos que el mismo periodo de 2017. Ballester se congratula del dato pero advierte de la necesaria puesta a punto de las empresas para no perder competitividad: “La provincia de Alicante sigue presentando un tejido productivo robusto y dinámico, pero el sector empresarial debe adaptarse a las nuevas condiciones del mercado con una necesaria y pendiente profesionalización  de nuestras empresas, acompañada de mejoras retributivas entre sus empleados. La suma de estas tareas permitirá obtener el máximo potencial del talento de los alicantinos y atraer el talento humano de otras regiones”.

Precisamente la pérdida de competitividad de la economía alicantina se ha visto reflejada en un tibio aumento de las exportaciones con un 0,5% más que el año anterior, cifra que se queda muy por detrás de la media nacional, situada en el 2,9%. Entre los sectores productivos, si bien los tradicionales como el calzado y los productos agrícolas se mantienen a la cabeza, pierden competitividad y las exportaciones alicantinas crecen gracias a otros que antes eran minoritarios en el ránking, como el aluminio y sus manufacturas, vehículos automóviles, y muebles. Al respecto, el presidente de INECA ha señalado que “nos preocupa nuestra posición respecto al resto de España, pues crecemos en menor medida, una brecha que crece año a año. Seguimos sin disponer de una oferta productiva competitiva para mejorar nuestra presencia en el exterior”.

En cuanto al turismo, las cifras estudiadas por los expertos de INECA no contemplan los últimos datos del mes de agosto en cuanto a pernoctaciones y gasto medio, pero ya señalan la tendencia a la baja del mes estival que ha despertado las alarmas en el sector. De este modo, las pernoctaciones disminuyeron en Alicante un 3% durante los primeros seis mese del año, dos puntos más que el resto del país.

La construcción repunta en un crecimiento del 38,8%, un 15% más que la media nacional, y la venta de vivienda de segunda mano no se queda atrás, con 10.905 operaciones, un 18% más que en 2017 y 8 puntos por encima del resto del país. De este modo, la provincia de Alicante aporta el 8,1% de las operaciones registradas en España. La vivienda subió un 3,3% , aunque su valor medio todavía está por detrás del nacional, y los extranjeros siguen eligiendo Alicante antes que otros destinos, con el 23,2% de las operaciones registradas a este público en toda España.

En el bloque fianzas, el traslado de la razón social del Banco Sabadell a Alicante desde Barcelona ha supuesto un importante incremento en las cifras macroeconómicas de la provincia, pues los depósitos se han incrementado en 5.000 millones de euros. Por su parte, el crédito mantiene la reducción de periodos anteriores y cae un 3,15%, conun peso relativo de 3,72%. 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn