Nuevos actores y difusa solución en Oriente Medio

REDACCIÓN

El debate sobre Oriente Medio en Casa Mediterráneo expuso la situación actual del conflicto con la guerra de Siria como protagonista, el impacto de las primaveras árabes y las perspectivas de futuro a medio plazo.

Momento del debate sobre Oriente Medio celebrado en Casa Mediterráneo. Foto: Casa Mediterráneo

La segunda jornada del ciclo de debates “El Mediterráneo hoy” abordó el conflicto de Oriente Medio con Manuel Durán, antiguo consejero de la embajada de España en Tel Avid y Beirut; Juan González Barba, ex director general para el Mediterráneo, Magreb y Oriente Próximo en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y embajador en Sudán, y Tomás Alcoverro, periodista y corresponsal de La Vanguardia en la zona en los últimos 50 años. La periodista Sonia Marco fue la encargada de presentar y moderar el debate. 

El debate abordó diferentes aspectos del conflicto, caracterizado por la implicación de distintos países limítrofes en un territorio de gran importancia geoestratégica, nexo de unión de tres continentes, cuna de civilizaciones y punto de referencia espiritual de las principales religiones: cristiana, árabe y judía.

La situación actual de las alianzas fue la primera cuestión que se abordó, y al respecto Juan González Barba explicó que "históricamente, en la región de Oriente Medio ha habido tres centros de poder tradicionales: la península Anatólica, Mesopotamia y la cuenca baja del Nilo. La suma e interacción en el último siglo del levante con Israel y la península Arábiga con Arabia Saudí ha provocado nuevas dinámicas que han desestabilizado la zona. Ahora se trata de alcanzar un equilibrio entre las diferentes líneas de fuerza que proyectan". Por su parte, Manuel Durán destacó que en la lucha entre Arabia Saudí e Irán por controlar la zona subyace el origen de los conflictos armados actuales, un enfrentamiento que tiene como base el choque religioso social entre sunitas y chiítas.

El periodista Tomás Alcoverro expuso su visión y señaló que “frustrante es la palabra que define el conflicto actual, pues hablamos de una zona donde la cultura del complot marca los acontecimientos. Las especulaciones y la injerencia extranjera condenan a los pueblos del levante a no ser dueños de su propio destino”.

Siria, nuevo foco del conflicto

Respecto a la guerra de Siria, los asistentes coincidieron en que hoy por hoy es el principal conflicto armado de la zona que ha delegado en un segundo término al histórico israelí-palestino, y señalaron distintos escenarios de solución a medio plazo. Juan González destacó “la tendencia descendente de la violencia hacia la negociación, con la resolución 2254 de la ONU como hoja de ruta con un proceso político como salida con elecciones entre el gobierno y los grupos opositores”.

Tomás Alcoverro en Casa Mediterráneo. Foto: Redacción HdLTomás Alcoverro destacó la vuelta de Rusia como actor internacional en Oriente Medio: “Siria ha roto los esquemas y la guerra ha permitido a Rusia volver a Oriente Medio como actor internacional, donde tuvo una presencia muy destacada en los años 70 y 80 y que perdió con la desaparición de la URSS. Ahora Putin la ha recuperado”.

La situación del Estado Palestino en la actualidad fue abordado por los conferenciantes, y al respecto Alcoverro indicó que “el principal problema de Palestina es su división. La corrupción de Al Fatah provocó que los ciudadanos votaran a Hamás, y desde entonces no han dejado de hostigarse”.  Manuel Durán secundó esta apreciación aportando su experiencia en los campos de refugiados donde observó “la división existente entre los palestinos refugiados entre uno y otro bando, a lo que se añade las filtraciones de grupos simpatizantes con el ISIS”.

En cuanto a las consecuencias de la reciente decisión de EEUU de trasladar su embajada de Tel Avid a Jerusalem, reconociendo la ciudad como capital del estado de Israel, y su escasa repercusión en el mundo árabe, Manuel Durán indicó que “estamos en un momento de gestos más que de realidades. En ocasiones los anuncios de los políticos y los dirigentes buscan un efecto y Trump es muy mediático. De momento no pasará nada”.  Alcoverro, por su parte, comentó  que “en Oriente Medio nadie sabe qué va a ocurrir dentro de un año. Hoy por hoy la apatía de los árabes es completa y el enfrentamiento en Palestina ha pasado a un segundo plano”.

El impacto de las primaveras árabes en el conflicto fue otro de los aspectos que se plantearon en el debate, y al respecto Juan Gonzáles Barba diferenció “entre los países no monárquicos, donde se produjo la caída de los líderes que no contaban con reglas sucesorias claras y el relevo se produjo de forma violenta, y Siria, donde este proceso ya se había producido diez años antes”.

En cuanto a la posición de España, González Barba indicó que “nuestro país mantiene relaciones fluidas con todos los actores y apoya sin fisuras la política de la Unión Europea al respecto. España es bienvenida como un actor honesto”. Por su parte, Manuel Durán destacó la notable actuación en materia de cooperación que realiza España en la zona, y Tomás Alcoverro señaló que “las cosas cambiaron cuando España envió tropas a la guerra de Irak al lado de EEUU. Ahí perdió la emoción en el mundo árabe”.

Futuro incierto

Por último, en cuanto a las perspectivas del futuro en la zona, Juan González Barba se decantó por el positivismo y dibujó un nuevo mapa geopolítico “con una nueva ruta de la seda tras el resurgir de China. La zona será clave de nuevo y auguro una nueva época de estabilidad como la que ya se ha vivido en otras épocas. Pero esto será dentro de décadas”. Manuel Durán indicó que “todas las guerras terminan, prefiero ser optimista y pongo como ejemplo la estabilidad alcanzada en la frontera entre Líbano e Israel, donde España ha tenido una notable actuación”. Sin embargo, Alcoverro difirió y señaló que “el Islam defenderá su Califato como pueda, y prueba de ello es la radicalización de los grupos terroristas. El muro que Israel está levantando en su frontera con Líbano es un hecho colateral”, sentenció.

El ciclo “El Mediterráneo hoy” tiene como objetivo acercar a la sociedad alicantina la realidad sociopolítica de la cuenca del Mediterráneo. Para ello, Casa Mediterráneo acerca el testimonio de diplomáticos, políticos y periodistas corresponsales con el fin de que compartan sus experiencias y visiones de los países donde trabajan y residen.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn