Gobierno de coalición a la vista

ANTONIO BALIBREA

Los españoles nos hemos escorado a la derecha, según confesamos en el barómetro del CIS. Aumentan las perspectivas electorales de la derecha en su conjunto y sobre todo de C’s que crece a costa del PP. Las diferencias no permiten pronosticar quién gobernaría, pero con estos resultados C’s puede ser el fiel de la balanza: inclinarse a coaligarse con el PP- teóricamente lo mas probable- o repetir el acuerdo con el PSOE para lo que no harían falta, en esta ocasión, los votos de Podemos.

De izquierda a derecha, Pedro Sánchez, Albert Rivera y Mariano Rajoy. En las dos primeras semanas de enero el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) ha pasado la encuesta del Barómetro de opinión correspondiente al mes de enerode 2018. En esta ocasión, como cada trimestre, incluye las preguntas de indicadores electorales, intención y estimación de voto y valoraciones de la gestión del gobierno y de la oposición.

Hay que distinguir entre la intención directa de voto, o lo que es lo mismo, a qué partido piensan votar los entrevistados según su propia manifestación, intención más simpatía que suma a la intención directa a aquellos partidos por los que sienten preferencia; y la estimación de voto, que hace el CIS a su leal saber y entender de buenos profesionales que son, lo que llamamos “la cocina”. De hecho, de los múltiples sondeos que publica el CIS, suele ser el más fiable y el que hace mejores pronósticos.

Hechas las puntualizaciones anteriores, el Partido Socialista Obrero Español es el preferido en intención directa de voto, es decir al que más entrevistados dicen que van a votar, seguido a unas décimas por el PP y por Ciudadanos y a cinco puntos de ventaja de Unidos Podemos. La intención directa de voto nos deja a una tercera parte de los ciudadanos mayores de 18 años que no piensan a votar a ningún partido. Por el momento, hay un 19% que no sabe o no contesta,  un 11% que piensa  abstenerse, y el resto votará en blanco o nulo. Los que no piensan votar a nadie, de momento, suman en total un 33’7%.

Si atendemos a la pregunta de intención más simpatía, sigue ganando el PSOE y en este caso la diferencia con Ciudadanos y el PP es casi de 2 puntos (el margen de error es +/- 2%). En la pregunta de voto más simpatía los “no sabe, no contesta, en blanco, nulo, no votaria” suman un 24%, es decir, votaría un 76% que es una cifra más próxima a la habitual. En las dos últimas elecciones la partipación ha estado en torno al 70 y al 73%. Podemos entender que la diferencia entre este 24% y el 33’7% de arriba, hay un 10%, que puede que vayan o no a votar, o sencillamente ocultan su intención de voto. Ese 10% es el que el CIS distribuye entre los distintos partidos, según su experiencia, lo que se llama “estimación de voto”. El resultado estimado por el CIS, en caso de celebrarse ahora elecciones sería: ganaría el PP con un 26,3%; seguido del PSOE con un 23,1; Ciudadanos un 20,7; Podemos y sus aliados un 19%. Son porcentajes de votos válidos. Aquí no se cuenta ni los abstencionistas, ni él no sabe no contesta. El CIS por su experiencia considera que hay un número importante de votos ocultos que irán al PP, algo menos al PSOE y algo menos a Ciudadanos y a Podemos. Salvo la primera vez que se presentaron los partidos emergentes, el CIS no ha ido descaminado en su pronóstico.

La autoubicación ideológica de los españoles es de centroizquierda, está en una media del 4,73, (en una escala de 1 a 10, extrema izquierda a extrema derecha), ligeramente más a la derecha que en anteriores sondeos. Son menores las opciones extremas, especialmente en la izquierda. Los electores se agrupan en las opciones del 3 al 6 en el centro izquierda, en una proporción que supera el 60%. Desde diciembre de 2012  en que se situó en el 4,80, la media no estaba tan a la derecha. En mi opinión, es resultado del auge de los nacionalismos.

Respecto a anteriores sondeos, el que más crece es C’s con dos matizaciones.La primera es que el CIS siempre ha estimado por arriba la proporción de votos a C’s: en las elecciones generales últimas sacó casi cuatro puntos menos de lo pronosticado mientras que en el PP sucedió al revés. Ahora bien, es verdad que, desde las últimas elecciones, la tendencia en los sondeos de C’s es ascendente, como la del PSOE; y la del PP y Podemos descendentes. Este barómetro deja abiertas todas las posibilidadesde Gobierno, pero será de coalición o no será.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn