BALONES A LA OLLA / La ciclogénesis explosiva no llegó al Rico Pérez

REDACCIÓN

Suele suceder a lo largo de la historia. El propio devenir de los acontecimientos hace que sucedan cosas nuevas, o hasta el momento desconocidas, y entonces según los hechos, las crónicas y noticias, se ven trufadas de palabras, que hasta el momento no se utilizaban mucho, o eran infrecuentes. Reivindicar. Atribuirse. Decomisar. Damnificado. Preferentista. Esta semanita el turno ha sido para ciclogénesis, y si nos apuran más, ciclogénesis explosiva, de tal forma que algunos lo advierten y otros lo asumen como si se fuese a acabar el mundo. Viene todo esto a cuento del fenómeno meteorológico, que nos afecta en la península, a modo de tormenta, y que ha sido bautizado con nombre de mujer. 

Encuentro entre dos jugadores del Hércules CF y el Elche CF en el derbi celebrado en la capital alicantina. Foto: Hércules CFQuizá algún inocente, en el Rico Pérez llegó a pensar que el derbi provincial, entre Hércules y Elche, podría llegar a traer una verdadera ciclogénesis futbolística. Grandes jugadas como rayos, goles como truenos por su estruendo, vientos huracanados de buen fútbol, y toda una lluvia de buen juego desplegado, que al final lo hubiera inundado todo.

Pues nada. No es ya que el partido fuera malo, que lo fue. Es que por no haber, no hubo ni goles.

Hércules 0 - Elche 0

Los de Alicante, cada día más lejos de la promoción, y los ilicitanos también fuera de ella, por primera vez en lo que va de liga. En el fútbol, a veces no hay goles, pero se despliega buen fútbol. Es entonces cuando se comienza a medir lo visto en el terreno de juego a través, de los "¡Uy! ¡Uy! ¡Uy!"...dígase la cantidad de oportunidades de peligro, con riesgo real o posibilidad de gol, que se van produciendo a lo largo del partido. Este domingo después del largo puente de la Constitución y la Inmaculada, en el Rico Pérez ni hubo goles ni se escuchó apenas una vez por cada bando esa expresión. 

Quedó en eveidencia que al Hércules le faltan mimbres y le sobran lesionados, como quedó plasmado de forma patente que el Elche no está mucho mejor, por lo que los dos tendrán que acudir con la chequera al mercado de invierno, donde esperemos que no se queden helados.

Por lo pronto ayer tarde, alicantinos más de diez mil, e ilicitanos más de tres mil, si nos quedamos fríos en el estadio. Y no fue precisamente por la dichosa CICLOGÉNESIS.  

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn