AL PASO / Joan Manuel, Ximo y Mónica

RAMÓN GÓMEZ CARRIÓN

Mónica Oltra, se supone que con la venia de Ximo Puig (al que tiene agarrado por los cataplines), le ha quitado méritos a Joan Manuel Serrat tras haberle otorgado el Consell la Alta Distinción de la Generalitat Valenciana con motivo del 9 de Octubre, día de la Comunitat. Para Oltra, la vicepresidenta pancatalanista destacada en el seno del Compromís de los Países Catalanes, el galardón al cantautor catalán tiene que ver con sus canciones sobre letras de poemas del oriolano más universal, Miguel Hernández, y de ninguna manera con su postura contra el referéndum ilegal del pasado domingo en Cataluña.

Monica Oltra y Ximo Puig durante la procesión cívica del pasado 9 de octubre. Foto: Generalitat ValencianaA Oltra le molestó que Serrat se posicionara a favor de la unidad de España que protege la Constitución. Miren lo que dice la ‘vice’: la Generalitat Valenciana quiere reconocer "su defensa de valores, lucha democrática, defensa de las libertades durante el franquismo". "Y ya sería triste que alguien le otorgara un premio a Serrat por lo que ha pasado en las últimas semanas, porque su obra y ética ya justifican la distinción sin lo que ha pasado las últimas tres semanas". Ciertos sectores independentistas catalanes calificaron a Serrat de “traidor” y “fascista”. Oltra no llega esos extremos que se sepa, pero desbarra, pone el acento en el antifranquismo de Serrat y desprecia su defensa de la Constitución.

La vicepresidenta desbarra, pone el acento en el antifranquismo de Serrat y desprecia su defensa de la ConstituciónOltra no desperdicia ocasión para mostrar su pancatalanismo y por eso critica el discurso del rey Felipe VI, al que acusa de dinamitar los puentes entre Cataluña y elresto de los españoles cuando hay unos únicos responsables de sedición: Puigdemont,Junqueras y sus secuaces, con los que no se puede negociar, como bien dicen FelipeGonzález y Alfonso Guerra entre otros ilustres políticos de derecha, centro e izquierdano radical.

No cuenten con  Ximo Puig para defender la unidad de España como lo hacenel rey y el conjunto de los españoles excepto los podemitas. Ximo, seguramente parabailarle el agua a su amadísima Mónica (de la que depende para seguir en supoltrona), se pone groseramente ambiguo y hasta cobarde aconsejando a Felipe VI quedebe cooperar a reducir la fractura generada en la sociedad (sic) y apuesta por “racionalizar las emociones y buscar consensos”

¡Manda huevos! ¿Los huevos de quien? ¿Los de Ximo? No, sino los de Oltra, que los tiene bien puestos. Ximo bastante tiene con ir de buenista y hacer todo lo que quieren los de Compromís en Educación y en cuestiones sociales…Sería para reírse si no fuera por la tragedia de tener estos dirigentes valencianos de talla enana, ni siquiera ‘s’.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn