BALONES A LA OLLA / Inesperado pero deseado

VIRTUDES CAMPOAMOR

Sucedió entre las doce del mediodía y las dos de la tarde de este pasado domingo. Sucedió en las Islas Baleares, concretamente en Mallorca. Mientras todos pensábamos que el Hércules volvería a pinchar de nuevo, contra todo pronóstico, va y gana. A buenas horas. El Hércules venció por 0 a 1 al Atco. Baleares, un equipo al que le iba la vida en el envite, pues es uno de los candidatos pretendientes a jugar los Play-Off de ascenso. 

 

Jugadores del Hércules CF celebran el gol de la victoria. Foto: herculesdealicantecf.netDicen las crónicas que los nuestros pudieron salir goleados, pero que la falta de acierto de un delantero local no lo quiso así, y después en una contra blanquiazul, hicimos un gol en los minutos finales que nos concedió a la  postre los tres puntos en juego. 

 

A estas alturas y después de tres derrotas seguidas, la cosa no valdrá para llegar mucho más allá, pero sÍ pueden ser tres puntos de oro para, quizá, poder encarrilar el camino que la próxima temporada nos lleve a jugar la Copa del Rey. A veces la cosa no pasa de ahí, pero al menos esta temporada fue lo mejor que nos deparó. Tres eliminatorias frente a rivales de nuestro nivel, para después depararnos el premio del F.C. Barcelona de Primera División que, aunque llegó al Rico Pérez plagado de reservas y jugadores del filial, propició una buena taquilla.  

 

Dos jornadas restan para la conclusión y seis puntos en juego. Es de desear que se sume algún que otro punto y, como mal menor, al menos nos quede la Copa.

 

Por cierto, el gol herculano lo materializó Chechu Flores. Un jugador medio renqueante, que la mitad de la liga no ha jugado por lesiones continuadas, que tiene treinta y cinco años y que siempre se le espera y si no está se le echa de menos. 

 

Ya es triste que Chechu tenga que ser la tabla de salvación.   

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn