"La transferencia de conocimiento es parte fundamental de nuestro proyecto"

MANUEL PALOMAR. Informático. Rector UA

Por SONIA MARCO

A dos años y medio del fin de su segundo mandato al frente de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar hace balance de su gestión, iniciada en plena crisis y con importantes retos a la vista, como la adaptación a la sociedad del conocimiento y las nuevas tecnologías. Durante este tiempo, nos cuenta cómo se ha trabajado en la renovación de la oferta de títulos de la UA, acorde a las demandas de los estudiantes, y en la internacionalización del campus, así como en la puesta en marcha del Parque Científico, con la transferencia del conocimiento con retorno como objetivo.

Manuel Palomar en su despacho de la UA. Foto: UA Tras un año y medio de trayectoria en su segunda legislatura al frente de la UA como Rector, ¿qué balance extrae de este tiempo?

Seguimos con el reto de ofrecer una formación de calidad, actual y dinámica, y mirando en perspectiva y centrándonos en las misiones fundamentales de la universidad, que son la docencia y la investigación, respecto a la primera hemos trabajado la oferta de los títulos, algo fundamental, con el fin de satisfacer las demandas actuales con un carácter totalmente flexible. Nos hemos centrado en ofrecer nuevos títulos, lo que no es sencillo y requiere tiempo.

¿Cuáles son las principales novedades?

—Entre las novedades que ofertaremos está el título de Relaciones Internacionales, que es muy importante y necesario dado nuestro contexto: somos una comunidad con un comercio exterior muy activo y además sede de Casa Mediterráneo, institución nacional enfocada a promover las relaciones exteriores con el mundo mediterráneo. El grado está desarrollado y en fase de acreditación. También tenemos el grado de Márketing, ya acreditado, una profesión cada vez más demanda en el ámbito del mundo digital.

Otro de los nuevos títulos propios que ofertamos es el de Piloto, que hemos llevado adelante junto con la iniciativa privada; el de Gastronomía, un sector económico muy importante en Alicante y su entorno, y el de Medicina, pendiente de establecer los convenios con hospitales para realizar las prácticas clínicas.

¿Qué tipo de estudios demandan los estudiantes?

—La tendencia es la transversalidad en la docencia, ya que los estudiantes se quieren formar en distintos ámbitos de mayor recorrido en el futuro. En esta línea, hemos  desarrollado un conjunto de dobles titulaciones, muy transversales y con mucha demanda, como Derecho y Administración de Empresas, Derecho y Criminología, Turismo y Administración y Dirección de empresas…Se están ofertando y están teniendo muy buena acogida, con unas notas de corte muy altas.

¿Cuál es el perfil del estudiante actual?

—Los estudiantes son una nueva generación que demandan unas nuevas formas de enseñanza, con una presencia menos física y más virtual, con complementos en la Red, con predomino de los medios audiovisuales para complementar su formación. Seguimos siendo una universidad presencial, pero nos apoyamos mucho con este tipo de materiales digitales en nuestro propio campus virtual en Internet, muy importante.

También ponemos en marcha la formación inversa, más centrada en el análisis y solución de casos prácticos que en las propias clases magistrales. Se proporciona a los alumnos documentación de la materia a impartir que estudian y luego la analizan en las clases.  Es mucho más dinámico y tiene mucha aceptación.

Respecto a la internacionalización de la Universidad de Alicante, ¿qué actuaciones hay previstas?

—Desde el Vicerrectorado de relaciones internacionales nos ha ocupado mucho tiempo la planificación estratégica de la internacionalización de la UA. Hoy día estamos presente en 123 países, donde nuestros estudiantes llevan a cabo una movilidad internacional en los cinco continentes: en Europa en todos los países a través del programa Erasmus, en numerosos países de todo el continente americano, de Asia…Ello les permite contar con un complemento formativo internacional que consideramos fundamental para su formación.

Además de Rector de la UA, es el Presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas Valencianas. ¿Cómo definiría la coyuntura actual de la formación universitaria de nuestra comunidad?

—El sistema universitario valenciano está entre los mejores de España, después de Cataluña y Madrid, por volumen de estudiantes –unos 127.000- y proyectos de investigación. Tenemos tradición universitaria, con una de más de 500 años, y una red de universidades muy potentes, con una extraordinaria relación entre todas y actuaciones conjuntas que permite contrastar y llevar a cabo políticas conjuntas en materia de formación, de investigación y de difusión y transferencia de conocimiento.

—¿Y en cuanto a la financiación?

—Este aspecto todavía no lo tenemos resuelto del todo, pues no estamos todavía a los niveles de financiación de 2010, reto que perseguimos todas las universidades públicas valencianas. En cifras, la diferencia supone que hoy día contemos con 100 millones de euros menos para todas.

¿Cómo se afronta esta situación en la investigación universitaria?

—Cuando comenzó la crisis, hubo mucho recorte y ello ha supuesto un lastre que ha parado algunas líneas de investigación. Esto lo estamos supliendo con aportaciones de iniciativa privada, pero es insuficiente; es necesario una más y mayor inversión en materia de investigación. A pesar de todo, creo que la UA durante estos años ha tenido reconocimientos científicos de calado internacional, como el de Francisco Martínez Mojica, Javier García, Carmen Herrero, los tres premiados con el Jaume I en los últimos años. Ello demuestra el reconocimiento a la investigación que se hace día a día en la UA y nos lleva a señalar la transferencia de conocimiento como parte esencial de nuestro proyecto.

—El Parque Científico es uno de los escenarios de la UA en esta materia, ¿en que punto se halla?

—En estos momentos, contamos con 13 empresas de base tecnológicas fomentadas y patrocinadas por la Universidad de Alicante y constituidas por nuestros investigadores, lo que nos diferencia de otros parques científicos. Buscamos la transferencia de conocimiento a través de la creación de empresas que reviertan sus avances en la propia universidad, de lo que estamos muy satisfechos. Además de este tipo, tenemos vinculadas empresas de alto valor añadido y unidades mixtas de investigación, lo que contribuye a reforzar la transferencia de conocimiento, además de generar empleo en la sociedad con el apoyo a iniciativas de autoempleo por parte de los investigadores.

Respecto a la fuga de cerebros, ¿los estudiantes encuentran más oportunidades ahora?

—Aún se siguen yendo, aunque se han llevado a cabo programas de atracción de talento por parte de la Generalitat que están teniendo éxito. Pero la globalización conlleva a ello, es normal que un estudiante bien formado tenga buenas opciones de trabajo en cualquier parte del mundo.

—¿Cuáles son los retos del futuro?

—Bueno, cuando te quedan dos años y medio, ahora toca más bien culminar los proyectos, como acabar con la oferta de nuevos títulos, implantarlos y acreditarlos, consolidar el parque científico y llevar a cabo una transferencia de conocimiento bien regulada.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn