El presente digital

PERIODISMO ALICANTINO S. XXI – MEDIOS On Line

 

por SONIA MARCO

La crisis económica y la revolución digital han sido los principales desencadenantes de que el periodismo viva una de las épocas más convulsas de su historia como profesión. En este tiempo de posverdad, los medios digitales juegan un importante papel como referentes informativos donde la inmediatez manda, y en la provincia de Alicante han surgido nuevas propuestas digitales en los últimos años. Hablamos de la coyuntura con cuatro compañeros –Joaquín Núñez, María Gilabert, Mireia Pascual y Miquel González-, que decidieron apostar por este modelo de hacer periodismo, más asequible a la hora de poner en marcha, pero con sus luces y sus sombras.

 

La crisis económica se ha cobrado numerosas víctimas en la profesión, con el cierre de medios y recortes de personal que han engrosado las cifras de paro, a la vez que, paradoja, se ha producido una revolución tecnológica sin precedentes que facilita los recursos para crear un medio de comunicación propio sin un desembolso económico importante. Ello ha permitido la aparición de un gran número de propuestas informativas, que con la llegada de las redes sociales han encontrado el canal idóneo para hacer llegar sus contenidos. El ritmo se ha acelerado, el lector se ha vuelto más exigente y las reglas han cambiado.

 De izquierda a derecha: Joaquín Núñez, María Gilabert, Mieria Pascual y Miquel González. Foto: redacción HdL y María Molina, de Mireia Pascual.

 

La diferenciación y el posicionamiento mandan más que nunca, hay que saber moverse entre las lianas de la jungla de la Red para ser visible en los buscadores y poder seguir adelante, y a nivel local estos parámetros se acentúan. En los últimos cinco años, en Alicante han surgido diferentes medios on line de la mano de compañeros que decidieron reciclarse, arriesgaron o lo tuvieron claro desde el principio de su carrera. Hablamos con Joaquín Núñez, director y creador de alicantepress.com , el primer diario digital local nacido en 2013; con María Gilabert, co-fundadora de alicantemag.com, publicación digital que apostó por la cultura como elemento diferenciador en 2014; Mireia Pascual, directora de revistaindependientes.com medio on line especializado en informar sobre adicciones que le ha procurado nuevos horizontes profesionales; y con Miquel González, director de alicanteplaza.es, proyecto que puso en marcha hace un año avalado con un respaldo empresarial solvente y bajo el paraguas de una marca ya en funcionamiento.

 

En el caso de Joaquín, María y Miquel, ¿cómo ha resultado el salto profesional de un medio escrito a uno digital?

JOAQUÍN NÚÑEZ: En mi caso, siempre ha tenido inquietud por el mundo tecnológico e hice un máster en redes sociales que me permitió adentrarme en el periodismo digital, por lo que me resultó sencillo a la hora de adaptarme. Creo que para ser un “periodista digital” se requieren cualidades tecnológicas, pues tienes que hacer de todo, y si no estás al día en dispositivos móviles, internet, SEO, márketing digital…cuesta más.

 

MARÍA GILABERT: No fue nada complicado, pues ya tenía experiencia en medios digitales y además hice un curso sobre la confección de blogs en la APA.  No me costó adaptar el lenguaje de un medio escrito a uno digital por esta experiencia previa. Cuando fuimos a poner en marcha Alicante Mag,  estudiamos cómo estaba el mercado en la ciudad y vimos que habían agendas culturales y medios generalistas con sección de cultura, pero no una revista cultural al 100% y apostamos por este producto. Empezamos por Alicante y luego ampliamos contenidos a toda la provincia.

 

MIQUEL GONZÁLEZ: Ha sido por la inercia de los hechos. El periodismo evoluciona hacia el mundo on line, el papel es un soporte que va a menos y no hay ningún medio que crezca en ventas, y quien lo diga miente. El kiosco del siglo XXI es el Facebook, el twitter y el móvil, este es el futuro de la profesión y por eso decidí apostar por Alicante Plaza.

 Revista digital Independientes

-En tu caso, Mireia, fue distinto pues tu primera experiencia profesional con el periodismo ha sido on line.

MIREIA PASCUAL: En efecto, durante mis años en la universidad surgió la idea de crear InDependientes, una revista online especializada en el campo de las adicciones, y cuando terminé mis estudios la puse en marcha. Aún sin poder vivir de ella -solo he conseguido cubrir los gastos para mantenerla-, me abrió muchas puertas. Poco a poco me fui haciendo un hueco en ese campo y ahora trabajo para la Confederación de Alcohólicos, Adictos en Rehabilitación y Familiares de España, que confió en mí para sus gestiones de comunicación. También soy la secretaria de edición de la “Health and Addictions”, la revista del Instituto de Investigación en Drogodependencias de la UMH, y desde el año pasado soy periodista de Socidrogalcohol, una sociedad científica sobre adicciones. He conseguido publicar como coautora con el catedrático Ubaldo Cuesta, el octubre presento dos posters en el congreso Lisbon Addictions y coordino una campaña a nivel nacional contra el estigma de las personas con trastorno adictivo.

 

-¿Cómo ha sido vuestra experiencia de emprender en época de crisis?

J.N.: El balance es positivo. El dicho “de la necesidad nace una virtud” es un ejemplo, y en mi caso aproveché la experiencia que tenía en prensa escrita para poner en marcha el proyecto, aunque reconozco que ser periodista y empresario a la vez no ha sido fácil, ya que en muchas ocasiones hay un choque de intereses entre ambas esferas que hay que saber gestionar. El contenido no es problema, lo vas adaptando en función de la evolución de la propia sociedad, pero conseguir la publicidad suele resultar un escollo que a base de trabajo al final consigues superar.

 Diario digital "Alicante Press"

M.G.: La experiencia ha sido complicada, pero cuando no tienes otra perspectiva de futuro dada la precariedad del sector, te animas. Sabes que al principio vas a perder dinero, pues ser autónomo en este país es una odisea –hay que pagar una cuota al margen de lo que ganes-, pero decides tirar adelante con la revista gracias a otros trabajos que te permiten unos ingresos estables. La revista la haces casi por placer.

 

M.P.: Desde que puse en marcha INdependientes, no he conseguido rentabilizarla porque abordo un tema muy específico rodeado de una cantidad de prejuicios y un estigma brutal que no ayuda a la hora de conseguir publicidad. Por otra parte, lo hago todo: busco la publicidad, los socios, publico, escribo, monto vídeos, actualizo redes, etc. Reconozco que necesitaría una persona de perfil comercial, que además supiera del tema y estuviera sensibilizado para poder vender publicidad.

 

M.Gonz.: No ha sido fácil. Aunque a priori hemos contado con el apoyo de una estructura empresarial detrás como Valencia Plaza, ha supuesto mucho esfuerzo, pues tenemos que ser originales en los temas, y más en nuestro caso que somos un medio económico, pero lo bueno de los digitales es que conoces el perfil de tu lector al instante y sabes lo que el público demanda,  y en función de ello enfocas los contenidos. También tenemos una dificultad añadida, que es una virtud: no buscamos lecturas masivas, como los sucesos, hacemos un periodismo económico serio y riguroso y con ello tenemos que conseguir lectores.

 

-A priori resulta más fácil montar un medio digital, pero ¿hasta qué punto resulta sostenible y económicamente rentable?

J.N.: En mi caso, al tercer año conseguí que el balance de ingresos y gastos se equilibrara a favor de los ingresos. Ahora trabajo con una socia y tenemos diversos colaboradores, que es lo que permite que siga adelante. Desde el principio adecué los gastos a los ingresos y tuve claro el modelo de negocio: mi prioridad fue conseguir lectores, y después trabajar los ingresos por publicidad. El primer año sólo busqué atraer lectores y una vez conseguidos, fui a por la publicidad.

 

M.G.: En nuestro caso no resulta rentable. Es bastante complicado obtener recursos económicos para un medio on line, requiere una labor comercial para la que los periodistas no estamos preparados y por ello es necesario contratar a alguien que la realice. Y no es fácil, sigue habiendo crisis en la inversión publicitaria, tanto por parte de entidades públicas como de empresas privadas que no acaban de ver el potencial de la red para darse promoción. Es importante apoyar a los medios de comunicación y la inversión publicitaria no ha remontado, ni con el cambio de gobierno local y autonómico.

 

M.P.: Como ya he comentado, no he conseguido rentabilizar la revista porque seguramente el modelo de negocio tiene que diversificarse para generar ingresos. Todo esto lo he trabajado y meditado mucho, pero cuando me fueron surgiendo otros trabajos relacionados con las adicciones, entendí que InDependientes había sido la culpable de mi suerte profesional, por lo que mantenerla activa es para mí imprescindible: es mi espacio en el que publico lo que siento o lo que me apetece en un momento determinado al investigar o trabajar. Me permite estar actualizada y seguir aprendiendo al tiempo que hago el trabajo que me da de comer.

 

M.Gonz.: El periódico está con una media de 5.000 usuarios únicos al día y hay que hacerlo rentable. La publicidad on line no acaba de asentarse todavía, aunque como tenemos el soporte de la revista mensual, compaginamos ingresos. Hay un tipo de anunciante que quiere verse en papel y otro que apuesta sólo por el soporte digital.

 

Revista digital de cultura "Alicante Mag" 

-La naturaleza de la inmediatez, asociada al medio digital, ¿merma la calidad de los contenidos?

J.N.: Una noticia está bien si el que la redacta lo sabe hacer, con independencia del tiempo que tiene. Tienes que elegir lo que publicas, es el quiz de la cuestión. Ahora no se leen periódicos, sino noticias y si decido publicar una por su interés mediático, quiero que la lean. Utilizando los canales adecuados de difusión, te va a repercutir más prestigio publicarla que otra que no tiene el mismo grado de interés.

En el periodismo on line hay que trabajar mucho la marca y posicionarse en determinados temas, pues Google tiene muy claro en qué áreas un periódico digital es bueno o es referente, y te posiciona al momento. También cuenta la interacción que ese tema haya tenido con el público en redes sociales y el seguimiento que hagas los días posteriores.

 

M.G.: En nuestro caso, no tenemos la presión de publicar los primeros como otros medios, no tenemos esa competencia, lo que nos interesa es realizar un trabajo con calidad. Nuestros colaboradores trabajan con una periodicidad bastante alta y cuidan mucho el contenido, pues nuestro púbico es bastante exigente y no perdona errores, te lo hace saber al instante.

 

M.P.: Desde mi perspectiva, la respuesta es sí. Desde un medio especializado se trabaja con contenidos más elaborados y es complicado responder a la inmediatez. Pero también se requiere de ella, yo soy la primera que cuando ocurre algo consulto en Internet, ese tipo de información inmediata es necesaria y se debe ejercer, pero con tacto y respeto y ética profesional. Al final es como todo, la clave está en el equilibrio.

 

M.Gonz.: No somos un 24 horas, no tenemos la obligación de publicar contenidos todo el tiempo. Si hay, bien, y si son interesantes y hay que ponerlos al momento, se hace, pues es importante ser de los primeros en determinados temas, pero no tiene por qué mermar la calidad. Lo bueno que tiene el on line es que si ves una errata o tienes que completar información en tu artículo publicado lo haces al momento, no como en el papel.

También si se trata de un tema compartido, tienes que salir al momento, y si es importante, como una dimisión, por supuesto. Intentamos hacer un periódico de contenidos serios, rigurosos y trabajados, que es lo que te da el plus de calidad que no tienen otros. Ese es nuestro valor añadido: ofrecemos temas exclusivos rigurosos y en el caso de los compartidos, analizados.

 Diario digital "Alicante Plaza"

-Hablando de las fuentes a las que se recurre a diario, como los gabinetes de prensa, ¿cómo se trabaja con estos mensajes?

J.N.: No hay ningún gabinete de prensa que haga periodismo, hacen comunicación, y para diferenciarlos se requiere periodistas con experiencia: hay que dudar de todo, tamizar la nota de prensa y sacar la información que interese al lector. Un periodista con experiencia lo sabe hacer.

 

M.G.: No he tenido ningún problema para acceder a los cargos públicos. La relación es fluida, y sabes que las notas de prensa favorecen al político que está en ese momento. Por eso debes gestionar la información que te ofrecen y eliminar el autobombo, y determinadas expresiones. Es el trabajo del periodista.

 

M.P.: Depende de la institución y sobretodo del profesional que trabaje en ese gabinete. En mi caso, no he encontrado ninguna traba a la hora de recibir o acceder a la información que necesitaba, aunque sé de medios digitales sobre política que sí que encuentran más dificultades a la hora de acceder a esas informaciones y que los mensajes que les llegan están más institucionalizados.

 

M.Gonz.: Para que los gabinetes sean efectivos tiene que ser ágiles y facilitar material fotográfico de calidad, pues para los medios on line la referencia visual de la noticia es imprescindible. Ahora los gabinetes trabajan vía wassap, aprovechan los soportes móviles para enviar el material y, en ese aspecto, nos facilitan mucho el trabajo.

 

-Las redes sociales se han erigido como principal medio de difusión del mensaje de algunos líderes y una fuente de información imprescindible. ¿Es productiva o genera mucho ruido?

J.N.: Las fuentes se han multiplicado y para un periodista es lo mejor que podría haber pasado, pues ha facilitado la búsqueda de la noticia. Las redes sociales es una gran plaza pública donde la gente comenta la actualidad y ahí el periodista toma el pulso a lo que es noticia o no. Hay mucha información que después el periodista contrastará, verificará, etc…es la profesión.

 

M.G.: Las redes sociales son un arma de doble filo, pues por un lado los lectores comentan lo bueno y también lo malo, aunque a veces no de manera constructiva. Pero en cuanto al uso de las redes como fuente, más bien nos guiamos por las más tradicionales -las de tipo institucional y privada- que son las que más nos interesa, pues damos cabida a la cultura underground y a las iniciativas de tipo individual que van surgiendo en la ciudad y provincia.

 

M.P.: Ambas cosas, es una fuente productiva y provocan ruido. Al final el periodista en esta infoxicación acelerada tiene que aprender a distinguir lo que es noticia de lo que es ruido y filtrarlo porque la audiencia, los usuarios, los lectores o los oyentes no saben en muchas ocasiones qué es verdad y qué no. Las redes sociales me gustan por su inmediatez y porque me sirven para detectar temas o noticias, pero hay una sobresaturación de información que el periodista debe equilibrar.

 

M.Gonz.: En efecto, Twitter y Facebook son dos fuentes de las que tenemos que estar pendientes pues muchos cargos públicos comunican a través de ellas. Respecto el resto de contenidos, tenemos claro que no publicamos temas virales ni sucesos y medimos mucho lo que se publica en Internet. Ahí radica la madurez del periodista, en saber distinguir entre el contenido basura y el interesante.

 

-¿Cómo es el lector digital?

J.N.: La interacción con el lector es mucho mayor y está cambiando el periodismo. El ciudadano que está en redes sociales, en Internet, forma una especie de consejo de redacción del medio digital a través del feedback que se produce al segundo, y en función de eso el medio toma decisiones. Además, esto nos hace ser más responsables con lo que escribimos, pues en ocasiones puede haber un lector que sepa más de un determinado tema que tú y te puede hacer saber tus errores. Nos obliga a ser más rigurosos.

 

M.G.: El lector está muy pendiente de lo que se publica para enseguida dar su opinión. Tiene ganas de participar, para lo bueno y para lo malo, pues creo que hay mucho resentimiento en la sociedad  que sale a la luz a través de las redes sociales, y muchas veces escudado en el anonimato.

Una de las ventajas de las revistas on line es que hay un espacio de interacción con el lector donde puede dejar sus comentarios e interactuar con el propio autor, lo que genera mucho feedback, tanto positivo como negativo, aunque éste es más residual. Suelen abundar los comentarios donde te agradecen la información que das.

 

M.Gonz.: La interacción con el público es inmediata, los lectores te hacen llegar sus impresiones y conocemos el interés que despiertan determinados contenidos. Con el papel no sabes si el contenido ha gustado o no, sólo si han subido o bajado las ventas. Hoy en día han caído las fronteras tradicionales del periodismo, no hay tanta capacidad de manipulación, hay más oferta y el lector consulta ocho portales y decide dónde seguir leyendo. Pero en Internet hay mucho periodismo que más que viral, es de anécdota: son tonterías elevadas a noticias. Y después está la posverdad.

También cabe analizar el caso de los medios de comunicación tradicionales, con intereses muy diferentes a lo que la mayoría de los ciudadanos demuestran a través de las redes sociales, como se vio en las pasadas elecciones primarias del PSOE con Pedro Sánchez. Es sintomático que las editoriales de los seis periódicos españoles más influyentes no significaran nada, pues la respuesta ciudadana fue bien distinta; ello dejó al descubierto el grado de compromiso que las cabeceras impresas nacionales tienen con determinados intereses.

 

-¿Cómo compite un medio digital independiente con las ediciones digitales de las grandes cabeceras impresas?

J.N.: La especialización y la mayor flexibilidad en la capacidad de decisión de los digitales, con menos jerarquización, juega a nuestro favor. Aunque los grandes medios lo están haciendo también, nosotros podemos arriesgar más en los titulares y, en cierto modo, estamos obligándoles a hacerlo. La propia naturaleza del medio te presiona, hay que llamar la atención del lector en medio de la competitividad de Internet: se juega a dar información, pero no toda, tienes que afinar mucho en el titular.

 

M.G.: Nos complementamos bastante bien, tenemos buena relación  con los compañeros de cultura de otros medios. Nosotros no estamos constreñidos a sus limitaciones en cuanto al número ni al tipo de artículos que deben publicar. Nos complementamos, y tenemos un público muy fiel que nos siguen sobre todo por el móvil, el medio donde más nos leen.

 

M.P.: El público es muy diferente, si hablamos de medios digitales especializados. En mi caso, los lectores son personas en proceso de rehabilitación y sus familiares, y hay que saber distinguirse por la temática o por la geografía.  El reto del medio digital independiente es encontrar un modelo de negocio rentable que permita seguir preservando la independencia a la vez que se cubren los gastos. Competir se compite, gracias a que los temas son diferentes a lo que publican las grandes cabeceras, bien por buscar las cosquillas al políticos de turno o por saber tratar un tema de forma ética, rigurosa y basado en evidencia científica.

 

M.Gonz.: Con los nueve meses que llevamos en marcha, creo que hemos conseguido posicionarnos e influir algo en la agenda de otros medios. Se ha establecido una competencia, el pan nuestro de cada día es comprobar cuándo sacamos una noticia unos y otros.

 

-El 2.0 supone abrir mercado a todo el mundo, ¿cómo se vive esta circunstancia? ¿El medio digital aprovechan las posibilidades que apunta esta globalización mediática?

J.N.: Nos leen en todas partes, pero a Alicante Press no le interesa tener un porcentaje alto de lectores de fuera porque nuestros clientes están en Alicante, la provincia o la Comunidad Valenciana. Si bien es cierto que algunos contenidos locales han tenido una gran repercusión fuera de España, no nos interesa explotar esa vía, pues nuestros clientes quieren conocer las cifras de difusión a nivel local. Abre puertas para determinados medios que tengan un canal publicitario en otros países.

 

M.G.: Nos sorprende que nuestras noticias tengan interés fuera de nuestras fronteras, pero es así, nos leen desde todos los continentes, sobre todo desde Estados Unidos y América Latina, donde más interactúan con nosotros. También tenemos muchos lectores de Madrid, que nos visitan para hacer su previsión de eventos culturales cuando vengan.

 

M.P.: Dicen que estamos en la era de la democratización de la información y eso me gusta, porque desde cualquier rincón del mundo se tiene acceso a contenido publicado a kilómetros de distancia. Mi revista recibe un gran número de visitas en America Latina, donde hay un verdadero problema de drogas. Creo que sí que se aprovecha esa globalización mediática.

 

M.Gonz.: Gracias a Google Analitics podemos saber desde dónde nos leen, y hemos comprobado que tenemos lectores en todos los continentes, sobre todo alicantinos que están de viaje. También nos han leído desde Madrid y Barcelona, sobre todo temas de empresas o empresarios alicantinos que trabajan fuera de nuestra de provincia. Internet no tiene fronteras, es como el curso de un río, a veces imparable. Es apasionante.

 

-El futuro del periodismo, ¿pasa por el 2.0?

J.N.: Sí, llámalo 2.0, 3.0 ó 4.0, sin ninguna duda. Pero habría que reflexionar sobre el hecho de que Internet está controlado por tres o cuatro grandes compañías que pueden y deciden qué es lo que el lector lee. Antes ibas a un quiosco y comprabas el periódico que querías,  ahora no: el lector llega al medio digital a través de tres o cuatro grandes compañías que son las que condicionan su lectura. Aparentemente, ahora todos los contenidos son gratuitos y de fácil acceso, pero no es así. Puede llegar un día en que la información llegue filtrada por estas compañías privadas.

 

M.G.: Creo que sí, no hay más que echar un vistazo y ver que el periódico en papel cada vez se compra menos, ha disminuido mucho su presencia en la calle; la gente va a la bar y lo consulta. De momento conviven ambos formatos, no me atrevo a vaticinar el futuro del papel, pero desde luego que el formato digital está ahí y sigue pujando fuerte por imponerse. Además del bajo coste a la hora de ponerlo en marcha, es mucho más cómodo de publicar, lo puedes hacer desde cualquier momento y punto geográfico.

 

M.P.: El periodismo e internet van de la mano, ahora falta encontrar el modelo de negocio y el equilibrio o subsistencia junto con otras formas de comunicación tradicionales.  Cuando nació la televisión, todo el mundo creía que la radio desaparecería, pero ambos encontraron el hueco y conviven, tal vez el papel impreso, la televisión, la radio y la prensa digital necesiten también encontrar sus espacios en la actualidad.

 

M.Gonz.: Por supuesto. El futuro del periodismo pasa por estar en formato digital, pero los pilares de la profesión seguirán siendo los mismos. La diferencia es que ahora contamos con más información publicada en Internet que antes, como en nuestro caso los boletines oficiales, el registro mercantil, los concursos de acreedores, las actas de plenos…de la que podemos extraer temas interesantes.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn