''Las editoriales deben crear más productos literarios''

PAZ CASTELLÓ, escritora

 

por SONIA MARCO

La escritora alicantina Paz Castelló tiene nuevo libro. Bajo el sugerente nombre “Mi nombre escrito en la puerta de un váter”, nos presenta un thriller ambientado en el difícil y competitivo mundo editorial, con el show business televisivo como telón de fondo. A lo largo de sus páginas, Paz desentraña las miserias de la fama y la imagen pública con asesinatos y tramas ocultas a través de personajes sacados de una realidad a ratos vivida por ella misma. 

 

Paz Castelló, autora de "Mi nombre escrito en la puerta de un váter". Foto: REDACCIONTras ocho años como escritora, Paz Castelló ha publicado su segunda novela: “Mi nombre escrito en la puerta de una váter”, editorial Umbriel, una carrera literaria algo anómala fraguada desde el altavoz mediático de Internet, donde se dio a conocer como bloguera. En los albores del 2.0, Paz comenzó a hacerse conocida por sus microrrelatos entre la comunidad internauta que los compartía, hasta que la calidad de sus textos llamaron la atención de la agente literaria Sandra Bruna de Barcelona, representante de otros escritores conocidos como Idelfonso Farcones o Care Santos. Hablamos sobre sus inicios, la travesía por el desierto que supone dedicarse a la literatura en nuestro país, y su nuevo libro, una propuesta fresca y sorprendente en el panorama literario actual. 

 

—¿Cómo comenzaste a escribir?

Siempre me ha gustado, desde pequeña, y hace ocho años decidí hacer un blog. Estaba en paro y comencé a publicar historias cortas que empezaron a hacerse muy virales. Eso me animó a seguir y un día la agente literaria de Barcelona Sandra Bruna se puso en contacto conmigo: le había gustado mi estilo y quería que escribiera una novela. Así lo hice, escribí “La muerte del 9” en tres meses.

 

Todo un récord para un escritor novel... 

—Sí, tenía miedo de que se olvidara de la propuesta, así que me puse a escribir ocho horas al día y la terminé en el menor plazo posible. Fui a Barcelona y la entregué en mano. Pasó el comité lector de la agencia literaria y decidieron representarla, hasta que una editorial la publicó. 

 

Fue en 2011. Desde entonces ha escrito una novela por año, obras que han pasado el visto bueno de la agencia pero por las que ninguna editorial ha apostado de momento. “Ha habido momentos de bajón, es una lucha titánica contra la frustración, levantarte día tras día y trabajar a pesar de no publicar ”, confiesa Paz. Fruto de esta experiencia nació “Mi nombre escrito en la puerta de una váter”, la historia de un escritor que, cansado de no publicar, acepta convertirse en “negro” de un famoso presentador de televisión y ve cómo su obra, antes repudiada por las editoriales, se convierte en best seller por la acción mediática de un nombre conocido. 

 

—Sin duda, el título de la novela es más que sugerente. ¿Por qué apostaste por él?

Es una metáfora del libro, desde el principio. Mauro, el protagonista, es un negro literario y se lamenta de que su nombre no podrá pasar a la historia de la literatura, por lo que escribe pasajes de su libro con su nombre en la puerta de un váter público. Por otra parte, el hecho de incluir la palabra váter responde a un criterio de márketing; hay muchos prejudicios sobre el lenguaje y con ello pretendo llamar la atención del lector, ya que no abundan los libros con esta palabra en su portada.

 

—El protegonista de tu novela tira la toalla y acepta hacerse "negro" de un famoso al que cede su talento, ¿es esta la realidad del panorama literario actual, tan complicado resulta publicar en España?

Es complicado sí, ya que las editoriales son reacias a apostar por nuevos nombres. Y es un error no hacerlo, ya que deberían convertir a escritores de verdad en productos y no a productos de la televisión en escritores, como ocurre en mi libro. Además, en nuestro país hay muy poco apoyo gubernamental a la literatura a diferencia de otros países donde respaldan más a sus escritores, como los nórdicos, donde el thriller triunfa y además lo exportan.

 

Por otra parte, Paz se manifiesta contraria a modas y etiquetas literarias. En su larga travesía por el desierto desde que publicó su primera novela, llegó a pensar en escribir con pseudónimo masculino, pero pronto abandonó la idea porque “no creo en la literatura de género”, puntualiza. “Me han llegado a decir que escribo thriller doméstico porque llevo tacones y me pinto. ¿Si tuviera bigote y me llamara Ramiro también sería thriller doméstico?”, señala. 

 

Un género poco común

—“Mi nombre escrito en la puerta de una váter”, al igual que tu anterior novela “La muerte del 9” es un thriller. ¿Por qué este género, de poca tradición en nuestro país?

Mi afición por el thriller me viene desde hace mucho, desde que era pequeña, cuando leía la sección de sucesos de la revista Interviú que compraba mi padre, donde me llegué a enganchar al asesinato de los marqueses de Urquijo, contado por entregas en aquella época. También me gustan los clásicos, como Hitchcock, y las series clásicas de Agatha Christie o la conocida “Se ha escrito un crimen”, con su famosos personaje Jessica Fletcher. Ahora soy muy fan de las películas de serie B que ponen en la televisión los fines de semana. 

 

Los lectores te dan la gasolina necesaria para seguir—¿De dónde te inspiras para escribir tus historias?

Me gusta la psicología forense, estudié derecho y no he dejado de leer sobre psicología criminal. La antropología y el derecho penal fueron mis asignaturas favoritas, y me documento mucho en cosas que desconozco, como el tipo de armas, los tipos de venenos, etc. 

 

—¿Cómo fraguas las tramas y los asesinatos que escribes? 

—Puede que en mis novelas saque el yan de mi personalidad, pues llevo escritas seis y en cinco de ellas hay cadáveres; he aprendido a conocer mi parte más perversa, esa que todos tenemos, y a aceptarla. A veces pienso que debo ser una asesina en serie si soy capaz de imaginar las tramas que escribo –ríe.

 

—Una vez que publicas una novela, ¿qué efecto esperas conseguir?

—Que la historia llegue y emocione al lector, es lo principal, y cuando eso ocurre es muy especial. Algunos me han escrito palabras con mucho cariño, lo que le da sentido a todo, al desánimo, a las dudas…Te hacen entender que éste es el camino. Los lectores te dan la gasolina necesaria para seguir. 

 

La presente edición de “Mi nombre escrito en la puerta de una váter” supone un gran paso en la carrera de Paz Castelló, pues la editorial Urano publica también en Latinoamérica y EEUU. Desde mediados de enero, fecha de su publicación, la primera edición ya se encuentra distribuida en librerías de toda España y también en Amazon. Su próxima cita es la feria del libro de Barcelona, donde estará para promocionar su novela. Mientras, podemos seguirla en su blog www.pazcastello.com

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn