La contratación periodística se arrastra por el suelo

Periodistas españoles realizan su trabajo a pie de calle. Foto: SHAWN THEW / EFE

ALFREDO FERNÁNDEZ

El “Informe Anual de la Profesión Periodística 2016” “pinta un panorama difícil” para los profesionales de la comunicación, ya que “aunque el desempleo cae a menor ritmo respecto a años anteriores, aún es un 74% superior al de 2008”, año del comienzo de la crisis económica.

 

El Brexit pone en riesgo el 7% del PIB de la provincia

Británicos en un pub de Benidorm tras conocer los resultados del referéndum. Foto: MORELL / EFE

FERMÍN CRESPO

El escenario internacional se ha visto agitado en 2016 por una serie de factores de gran calado que están propiciando cambios de consecuencias económicas y sociales todavía insospechadas. El Brexit abrió unos meses de grandes cambios provocados por la llegada contra pronóstico de Donald Trump a la Casa Blanca, el recrudecimiento del terrorismo yihadista y de la situación bélica en Oriente Medio, el ascenso de los nacionalismos en el mundo occidental y, como colofón, la muerte de Fidel Castro.

 

La economía alicantina necesita un cambio estructural

Turistas en una playa alicantina. Foto: JOAQUÍN P. REINA

JAVIER PRATS

La botella puede verse medio llena o medio vacía pero la realidad es la que es: el pasado año hubo un descenso del desempleo en la provincia de Alicante pero insuficiente a todas luces, mostrando otra vez el problema estructural de la economía de la provincia sostenida por el devenir del sector turístico. Y es que la recuperación de la actividad productiva sigue sin traducirse en más empleo, y sobre todo, en trabajo de calidad, a pesar de que hayan pasado por El Altet más de doce millones de pasajeros. Las cotizaciones a la Seguridad Social se resienten, y de qué manera, y aunque Alicante debe cuidar el turismo, al igual que el país, necesita urgentemente cambiar su sistema productivo, introduciendo nuevas fórmulas que deben dirigirse casi en exclusiva al objetivo del pleno empleo. Parece una quimera en la provincia y en España, aunque los objetivos deben ser ambiciosos sin perder de vista la realidad por triste que esta sea.

En el recuerdo

Clara Forner, periodista alicantina. Foto: DIARIO INFORMACIÓN

ALFREDO FERNÁNDEZ

La muerte es algo real, identificable y consustancial al ser humano. Somos conscientes de que, en algún momento, nos llegará ese día, pero nadie quiere su llamada oscura y silenciosa, y menos si viene de improviso. La muerte encierra la verdad de la fugacidad de la vida para los que se quedan errantes sobre la tierra. La canción de la muerte del escritor José de Espronceda nos consuela momentáneamente ante la pérdida de un ser querido: “Débil mortal no te asuste mi oscuridad ni mi nombre; en mi seno encuentra el hombre un término a su pesar. Yo, compasiva, te ofrezco lejos del mundo un asilo, donde a mi sombra tranquilo para siempre duerma en paz”.

El triunfo de la posverdad

Un taxista británico ondea una bandera de su país con una europea al fondo. Foto: HANNAH MICKAY / EFE

RAFA TORRES

Posverdad (post-truth) ha sido la palabra del 2016. Primero fueron los responsables del Diccionario Oxford quienes le concedieron este título. Luego se han ido sumando medios de comunicación, sociólogos, analistas políticos…hasta conseguir convertir este neologismo en el término de moda. ¿Y qué es la posverdad? Pues, según el diccionario antes citado, se define como la “circunstancia en la que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”. Es decir, nos dejamos llevar por nuestras pasiones y dejamos a un lado la razón. Y ha sido 2016 el año que ha visto cómo se desataban estas pasiones.

 

El TRUMPantojo americano

Primer discurso de Trump tras su triunfo electoral rodeado de su familia.

BENJAMÍN LLORENS

Cuando 2016 echó a andar, la pelea por las nominaciones demócrata y republicana a la Casa Blanca estaba en todo lo suyo. Dos candidatos atípicos, por muy distintas razones, habían irrumpido en la arena política camino de Washington. En las filas demócratas Bernie Sanders, atípico por ser considerado "un peligroso socialista" situado en el ala izquierda del partido del presidente Obama. Era todo un síntoma de descontento entre los votantes demócratas verle disputar la nominación a la ex-primera dama y anterior Secretaria de Estado Hillary Clinton. Se preveía un paseo para ella.

 

El efecto mariposa

Donald Trump y Barack Obama con sus esposas el día de la toma de posesión de Trump como presidente. Foto: WIKIMEDIA

ANTONIO BALIBREA

El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo» (proverbio chino). La filosofía milenaria china definía así el “efecto mariposa”, pequeñas acciones que pueden crear grandes cambios. Dos mundos idénticos que se diferencien por algo tan simple como una mariposa aleteando acabarán siendo muy diferentes. Luego llegaron los científicos

con sus modelos matemáticos predictivos pero, según la teoría del caos, pequeñas variaciones en las condiciones iniciales pueden implicar grandes diferencias.

La Vega Baja, la comarca olvidada por todos

Playa de Torrevieja con afluencia de visitantes.

OPINIÓN / ALFONSO HERRERO

Es una constante que las administraciones miren al escalón superior para reivindicar todo aquello que creen que les pertenece y que no les ha sido otorgado. Nuestra provincia mira a Valencia, la Comunidad a Madrid, y así un largo etcétera. Exigir más financiación y mayores inversiones es una obligación del político de turno, que suele ser muy bien aprovechada si en el centro de la diana de las quejas se encuentra un dirigente de otro color político. Como se suele decir, se matan dos pájaros de un tiro.

 

Calma chicha y viceversa

El alcalde de Elche, Carlos González, en un pleno. Foto: MORELL / EFE

PEDRO SORIANO

El año dieciséis comenzó mal en el seno del “tripartito ilicitano: la coalición hacía aguas por un solo flanco, el partido "Ilicitanos por Elche", con su líder Cristina Martínez a la cabeza. Esta concejala, creyendo que era imprescindible para la gobernabilidad del municipio “campaba por sus respetos” y sus diatribas a través de redes sociales, especialmente Facebook, que causaban un sinfín de quebraderos de cabeza al alcalde Carlos González, que dedicaba más tiempo en apagar los “fuegos” que le encendía la concejala que a la gobernanza de la ciudad.

Una zona francamente necesaria

Panorámica aérea del Aeropuerto Alicante-Elche. Foto: WIKIMEDIA

ÁNGEL BARTOLOMÉ

Ni Triángulo Alicante-Elche-Santa Pala, ni Plan Metropolitano Alicante-Elche- Crevillent (PATEMAEC): al finalZona Franca. El proyecto del presidente de la Diputación Provincial de Alicante, César Sánchez, lanzado a finales del verano de 2015a los pocos días de asumir el cargo, se ha convertido en un empeño.

De lío en lío

Pavón, Echávarri y Bellido, en una reunión. Foto: JOAQUÍN P. REINA

SYLVIA ESCRIBANO

El Ayuntamiento de Alicante cierra un año en el que no han faltado las crisis políticas, con dos ediles no adscritos, la dimisión del portavoz de Ciudadanos y un equipo de gobierno (PSOE, Guanyar y Compromís) en minoría y en el que la distancia entre los socios es cada vez más grande.

Llorones y corruptos

Mónica Oltra y Ximo Puig en la presentación del balance de su primer año de gobierno conjunto. Foto: @ximopuigferrer

VICENTE CLIMENT

Para analizar lo que ha dado de sí la acción del gobierno valenciano en 2016 lo primero que habría que preguntarse, en mi modesta opinión, es cuánta gente sabe qué es el Pacto del Botánico, del Botànic en versión valenciana, y por qué la elección de ese nombre. A juzgar por un titular de hace unos meses del diario Información sobre “el pacto del Consell”, la respuesta a la primera pregunta es “no tanta”, al menos en Alicante.

 

Fin del bipartidismo, ¿fin del sistema?

Hemiciclo del Congreso de los Diputados durante el discurso del Rey Felipe VI, que presidió la apertura de la XII Legislatura. Foto: J. GUILLÉN / EFE

JAVIER MONDÉJAR

Cuando se produjo lo recibí como un gran avance: la alternancia en el poder tenía los días contados, los grandes partidos habían tocado techo y ya nadie sería capaz de aplastar con el rodillo de la mayoría absoluta. Visto en perspectiva  era incluso emocionante que el Partido Popular tuviese rivalidad entre sus propios votantes ideológicos y que el Socialista sumase a los grupúsculos que lo habían minado por la izquierda, una organización con sentido histórico y vocación de gobierno, más allá de la presencia testimonial del Partido Comunista.

El PSOE, entre costuras

El ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, comunica su renuncia a su escaño de diputado. Foto: PACO CAMPOS / EFE

PEPE LÓPEZ

Cada cierto tiempo el PSOE amenaza con descoserse y parece condenado a remover sus viejos fantasmas. Esas dos almas que le confunden. La que mira a la izquierda y aquella otra que prefiere coquetear con el conservadurismo patrio. Sucedió otras veces –en la dictadura de Primo de Rivera, en la Revolución de 1934, en la Guerra Civil… - y ha vuelto a suceder ahora.

¿Qué sabe nadie?

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el debate de su investidura. Foto: JAVIER LIZÓN / EFE

ENRIQUE BOLLAND

Eres listo. Eres liberal. Estás bien informado. Piensas que los conservadores son estrechos de mente. No puedes entender cómo los americanos de clase trabajadora votan a los republicanos. Piensas que están siendo engañados. Te equivocas”. La reflexión anterior no pertenece a un analista de derechas. Es una amistosa advertencia que procede de Jonathan Haidt, psicólogo social de la Universidad de Virginia personalmente alineado con las ideas del Partido Demócrata.