Nueva charlotada sobre el Mercado Central de Elche: Patrimonio dice que el aparcamiento puede afectar al Misteri

Al alcalde Carlos González sólo le ha faltado calificar de “parida” la última ocurrencia de Patrimonio en el que alerta del impacto negativo que tendrá en los ensayos del Misteri la construcción de un aparcamiento en el nuevo Mercado Central. Uno, leyendo el informe del funcionario de turno, que al parecer no es un experto en tráfico, según el alcalde, se imagina que deben de haber fuertes presiones a estos trabajadores públicos de unos políticos que están de paso. Los funcionarios no, ellos son eternos, sean o no ineptos. La cuestión es que, en este asunto, se está escenificando una división total entre Compromís, PSOE y Partido de Elche, es decir, el gobierno municipal. Pensaba, ingenuo de mí, que las beligerancias abiertas al público se lo dejaban para el último año de legislatura, pero la presión debe ser de tal calibre que no aguantan más y empiezan a lavar sus trapos sucios en plena calle, con luz y taquígrafos.

Con el mayor respeto hacia los funcionarios y a Patrimonio, me parece del todo punto una chorrada que uno de los inconvenientes del nuevo Mercado, o mejor dicho, de su futuro aparcamiento, sea que va a perjudicar al Misteri porque supondrá un aumento de la circulación en la zona. Me parece que tráfico siempre ha habido en el pasado, y el Misteri, a lo datos me remito, goza de muy buena salud. Me imagino al funcionario de turno firmando tan, en mi opinión, “absurdo” informe. Y encima al parecer es un técnico inspector de Patrimonio y ex patrono, como afirma Mireia Mollà. De todo punto atentado a la lógica y al sentido común. En vez de marear tanto la perdiz que tomen ya una decisión y no metan a inocentes trabajadores públicos por el medio.

Aunque ya casi no hay nada que nos sorprenda, sí que se debe cocer algo en la trastienda del Ayuntamiento, algo que quema y corre el peligro de pasarse de cocción y chamuscar el mandato. De repente, sin previo aviso, Carlos González se ha lanzado al albero –jamás me gustaron los toros pero en la medida que crece la oposición animalista me hago más taurino- para que desde la Conselleria se dé una solución al enquistado proyecto del Mercado Central. Pueden haber otras causas, sin duda, pero adivino o se me ocurren las siguientes:

-El PSOE no se puede presentar en Elche a unas elecciones municipales con el tema del Mercado dando por saco, hablando finamente. Para bien o para mal, el alcalde necesita una solución ya -cuando hablamos de la Administración los plazos pueden eternizarse-, después de haber estado bloqueando una iniciativa que contaba con todos los permisos legales. Pasan ya dos años y la situación se hace insostenible, no puede durar este culebrón hasta mayo de 2019.

-Cuanto antes se sepa la resolución de Patrimonio antes se podrán poner los parches pertinentes. El otro día Compromís, que se opone al proyecto y que ha abierto una evidente fractura en el gobierno de coalición, reconocía que de no realizarse la obra o de rescindir el contrato habría que indemnizar a Aparcisa, la empresa que lo lleva a cabo. “El contrato que realizó el PP está legalmente formalizado”, matizó. Qué manía en echar atrás iniciativas por el mero hecho que vengan de un partido conservador. En fin,  esto sería muy impopular entre los ilicitanos y un gran tanto para los partidos en la oposición, sobre todo para el Partido Popular, que fue el que elaboró, aprobó y no ejecutó el proyecto al no poder formar un gobierno con mayoría. Por cierto, Compromís también saldría beneficiado si no se hace el Mercado. Siempre estuvo en contra de esta iniciativa y ante sus votantes sería un éxito de gestión. González lo sabe. Así que a jugar de nuevo en clave electoral.

-Hay movimientos vecinales, sobre todo encabezado por la Plataforma Elche Piensa, que han demostrado a los ilicitanos que la iniciativa es factible y que en otras ciudades se ha llevado a cabo sin mayor problema. Es más, donde hay un Mercado de esas características se potencia el entorno y sus comercios. En este sentido, hay comerciantes del centro de la ciudad, cada más numerosos, que ven con buenos ojos la iniciativa.

Sin duda habrá muchas más razones para que a Carlos González le haya entrado las prisas. Pero me parece sintomático las chinitas que lanza el alcalde contra Patrimonio y contra Compromís, que sigue en su línea de ni comer ni dejar comer. No es la única fuerza política dedicada a tan noble e inútil fin.

Otro informe de Cultura

Por último señalar que al parecer hay otro informe de la Conselleria de Cultura que plantea la rehabilitación del Mercado. Ahí están los expertos para definir si el edificio merece la pena rehabilitarse o no. Desde fuera, desde los ojos de un neófito en la materia, me parece el clásico inmueble de finales de los 50 principios de los 60, sin ningún atractivo y con elementos peligrosos para la salud (hay amianto en su techumbre). Una opinión parecida tiene el arquitecto y miembro de Elche Piensa, José Amorós. El hombre es un arquitecto de reconocido prestigio en la ciudad y en la provincia. No creo que se invente nada este miembro de la Plataforma Elche Piensa.

Este nuevo informe que se suma a otros tantos en este sentido, recuerda que el actual inmueble “carece de protección administrativa, que debe quedar encomendada a su inclusión en el Catálogo de Bienes Protegidos vinculado al PGOU”. El autor del estudio pone la solución en manos de la Corporación municipal. “Esta realidad administrativa -el edificio no se encuentra incluido en el citado catálogo- deja su conservación a la voluntad de la propiedad, para la ocasión es el Ayuntamiento de Elche”.

Como verán, se pasan la pelota unos a otros, demostrando la inutilidad de una Administración que debe decidir de una vez si la obra va para adelante o no. Y, sobre todo, si se deja morir el proyecto, tendrán que explicar a los ciudadanos cuándo, cómo y quién pagará la indemnización que exigirá la empresa. Yo se lo contesto: los ilicitanos.

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *